AGRESIÓN COVID-19

Empleada de restaurante es golpeada por comensales tras solicitarles prueba de Covid-19 | VIDEO

Las mujeres que protagonizaron el acto violento fueron detenidas por la policía

TENDENCIAS

·
La petición de la empleada molestó enormemente a las comensales pese a que las autoridades locales han impuesto dicha medida como una forma de contención de los contagios de Covid-19. FOTO: ESPECIAL

A través de redes sociales ha generado conmoción la difusión de un video en el que se aprecia el momento exacto en que una empleada de restaurante en Manhattan, Estados Unidos, es golpeada por los comensales luego de que les solicitará presentar una prueba de Covid-19 negativa para poder ingresar al lugar.

La petición de la empleada molestó enormemente a las comensales pese a que las autoridades locales han impuesto dicha medida como una forma de contención de los contagios de Covid-19 en Nueva York.

En la grabación se observa cómo el pasado 16 de septiembre, al menos tres mujeres a las que se les solicitó presentar alguna prueba de no estar contagiadas de Covid-19, golpean entre las tres a la empleada en la entrada del restaurante “Carmine’s” alrededor de las 17:00 horas.

Según reportaron medios locales la joven empleada de tan solo 22 años tan solo contaba con tres semanas de estar laborando en el lugar, teniendo la mala fortuna de ser agredida por estas mujeres que no acataron los medidas sanitarias dictadas en este establecimientos.

Nueva York ordena presentar pruebas Covid para ingresar a lugares públicos

La agresión de esta joven empleada ha generado gran indignación en redes sociales, debido a que, más allá de la reacción violenta de las mujeres comensales, el estado de Nueva York  ordenó como medida sanitaria para evitar contagios; la presentación de  certificados de vacunación o pruebas negativas para ingresar a lugares públicos o espacios cerrados.

Cabe señalar que tras la agresión, las turistas de 21, 44 y 49 años fueron trasladadas a la comisaría de la región. Asimismo el restaurante a través de un comunicado, lamentó los hechos y señaló que “uno de nuestros valiosos empleados fue agredido por hacer su trabajo, como requieren las políticas de la ciudad”.