Titino, sustentabilidad al hombro

Gustavo Santillana creó Titino, una marca de accesorios hechos con piel vegana de nopal, que tiene como objetivo ayudar al medio ambiente

Titino, sustentabilidad al hombro
VEGETAL. Este tipo de piel o material se considera vegano, porque no proviene de ningún animal. Foto: Cortesía

Nuestro clóset conserva accesorios hechos con materiales dañinos para el medio ambiente, debido a este problema mundial, Gustavo Santillana fundó una firma con el propósito de usar materiales que ayuden a la conservación animal y protejan los recursos naturales del planeta.

¿Cómo surge la idea de crear la marca?

Estudié derecho en la Universidad Iberoamericana, ejercí algunos años, pero desde chico me gusta la moda y los negocios. Un día vi un tarjetero y decidí crear mi marca de accesorios con elementos orgánicos que se encuentran en la tierra; fueron seis meses de planeación y diseño para poder sacar el producto final. Titino es una de las primeras marcas mexicanas de accesorios friendly que utiliza piel vegana de nopal, está certificada por PETA y lleva poco tiempo en el mercado.

Además de la piel vegana de nopal ¿utilizas otros elementos?

Sí, es muy importante cuidar el medio ambiente y darle una segunda oportunidad a las cajas de cartón y el papel. Nuestros empaques son diseñados con material reciclado. Seguimos en la búsqueda de implementar materiales orgánicos que no contaminen.

¿Cómo es el proceso creativo de cada pieza?

Es tradicional, siempre estoy viendo tendencias, de ahí surgen algunas ideas que les dibujo a los artesanos, primero realizan una muestra para definir detalles y ver si es viable, y después la elaboran.

RAÍZ VERDE. Titino ayuda a una comunidad para darle una mejor calidad de vida.
Foto: Cortesía 

¿Cuál ha sido el mayor reto?

Adaptarnos a manejar un material distinto a la piel sintética, su confección tiene otro procedimiento. El inicio del proyecto fue complicado, teníamos dos meses y llegó el COVID-19, sólo vendimos a conocidos. Decidí crear un cubrebocas porque la necesidad del cliente iba a ser otra, esto idea nos ayudó a generar ingresos.

¿Encuentras muchos impedimentos a la hora de crear moda sostenible en México?

No, lo difícil fue encontrar un lugar y equipo con el que tuviera afinidad; busqué en los mejores talleres de la Ciudad de México y Guanajuato, pero no me gustó la manera en que trabajan. Después de un tiempo encontré a una familia de artesanos de Ecatepec, con los que llevo trabajando tres años; estoy muy agradecido por todo lo que hemos logrado diseñar juntos. Titino es mi segundo proyecto que realizo con ellos.

¿La sustentabilidad qué tan importante es en la industria de la moda?

Hoy en día es fundamental, ya que estamos viviendo en un mundo globalizado, donde las grandes marcas se preocupan más por las ventas, sin darse cuenta lo que contaminan a diario en el planeta. En el Fast Fashion surgen propuestas que son baratas, pero su durabilidad y calidad es nula, eso ocasiona un problema ambiental, además, las condiciones en las que trabaja la gente que produce estos artículos es mala y no respetan los derechos laborales mínimos. 

VEGETAL. Es sumamente resistente, por lo que no hay necesidad de preocuparse por las piezas. Foto: Cortesía 

¿Te has unido a alguna causa social?

Con las ventas que cerramos en el 2020 adquirimos dos computadoras y una impresora para los hijos de los artesanos que trabajan con nosotros, ya que por medio de ellas van a poder seguir tomando clases online.

¿Qué se necesita para emprender?

Tener una idea de negocio que tenga un sustento, ser paciente porque siempre uno encuentra obstáculos, la constancia es la base del éxito.

Por Isis Malherbe

avh 


Compartir