Hormonas del estrés podrían despertar las células cancerígenas inactivas, revela estudio

Las hormonas del estrés y las células llamadas neutrófilos podrían contribuir a la recurrencia de los tumores cancerígenos

Hormonas del estrés podrían despertar las células cancerígenas inactivas, revela estudio
El estudio que fue realizado en ratones y con datos de 80 pacientes con cáncer de pulmón. Foto: Pexels

Cáncer es una de las palabras que más tememos escuchar, esta enfermedad ha terminado con la vida de millones de personas en todo el mundo, y aunque la ciencia avanza, todavía no se ha podido encontrar una cura. Ahora, un nuevo estudio revela que las hormonas del estrés podrían despertar las células cancerígenas dormidas o inactivas. 

Las hormonas del estrés y las células llamadas neutrófilos podrían contribuir a la recurrencia de los tumores luego años del tratamiento, esto al despertar las células cancerosas inactivas, sugiere el estudio que fue realizado en ratones y datos de 80 pacientes con cáncer de pulmón, en la revista Science Translational Medicine.

La reaparición del cáncer meses o incluso años después de un tratamiento que fue exitoso es demasiado común, y los científicos han tratando de comprender cómo las células indetectables pueden desencadenar una vez más enfermedades en el cuerpo, con frecuencia de forma más agresiva que la primera vez.

Las hormonas del estrés que podría activar las células del cáncer

La hormona norepinefrina se encuentra naturalmente en el cuerpo, pero se libera más de esta sustancia en la sangre cuando el cuerpo detecta niveles altos de estrés

La norepinefrina se encuentra naturalmente en el cuerpo, pero se libera más con el estrés. Foto: Pixabay

Los científicos también encontraron que un nivel elevado de noradrenalina provocaba la activación de las células conocidas como neutrófilos, que ayudan a proteger las células tumorales del sistema inmunológico. La activación de los neutrófilos, a su vez, llevó a estas a liberar un tipo especial de lípido, que luego despertó a las células cancerosas dormidas.

Michela Perego, bióloga molecular del Instituto Wistar en Filadelfia y autora principal del estudio, explicó esto como una especie de triángulo, refiriéndose a que es una cadena de eventos que termina siendo muy poderosa para despertar las células tumorales inactivas.

Si este hallazgo preliminar es cierto, a través de más estudios se podría monitorear las hormonas del estrés en un paciente que se somete a terapia para el cáncer como parte del tratamiento regular.


Compartir