¿Despiertas con la boca seca y amarga? Podrías padecer alguna de estas enfermedades

Si es normal que tengas la boca seca y amarga, puede ser síntoma de algún padecimiento importante. Esta información te interesa

¿Despiertas con la boca seca y amarga? Podrías padecer alguna de estas enfermedades
Si despiertas con la boca seca y amarga podrías padecer una enfermedad de consideración FOTO: Twitter

Si es normal o regularmente despiertas con la boca seca y amarga, podría tratarse de alguna enfermedad de consideración. Algunos de los principales motivos por los que podemos sentir la boca amarga y seca, es por sed. Pero si últimamente has despertado con esa sensación tan desagradable y tomar agua no ayuda, es probable que consideres esta señal en serio.

 

Señales de una boca seca 

Antes de saber cuáles pueden ser los padecimientos, es importante definir qué síntomas son los que se pueden considerar dentro de la boca seca: 

Infecciones recurrentes en la boca

Lengua seca y áspera

Labios resecos

Mal aliento

Problemas al masticar, comer y hablar

Sensación pegajosa y seca en la boca

Sensación de ardor en la boca

Sequedad en la garganta

Llagas en la boca

Si tienes la boca seca y amarga podrías padecer alguna enfermedad de consideración

 

¿Qué padecimientos se asocian con la boca seca? 

Una de las principales enfermedades que puedes desarrollar si a menudo despiertas con la boca seca y amarga es hígado graso. Esto porque acumulas grandes cantidades de amoníaco, una sustancia muy tóxica para el cuerpo, que regularmente es transformada en una sustancia orgánica tóxica, por el hígado y eliminada a través de la orina o el sudor. 

Además, se puede deber al síndrome de Sjögren, un trastorno del sistema inmunológico que se caracteriza por la sequedad de los ojos y de la boca, VIH o SIDA, diabetes, entre otras enfermedades.

También existen algunos malos hábitos que cambian nuestro PH y pueden ocasionar que despertemos con la boca seca y amarga. Estamos hablando del tabaquismo y mala higiene bucal.

Es importante que si tienes alguno de estos síntomas, preguntes a tu médico. Una detección y atención temprana es fundamental para poder erradicar el padecimiento. 

 


Compartir