Conoce la LEYENDA de las bolas de fuego ¿Qué son?

De acuerdo con leyendas urbanas las inexplicables bolas de fuego que muchas personas han visto saltar de cerro en cerro y moverse rápidamente son nada más y nada menos que brujas

Conoce la LEYENDA de las bolas de fuego ¿Qué son?
Conoce la leyenda de las bolas de fuego.. Foto: Pixabay

Seguramente has escuchado la leyenda de “las bolas de fuego” o incluso has sido testigo de este tipo de fenómenos paranormales, los cuales se aprecian regularmente en los cerros en diversas partes de nuestro país, pero, te has preguntado ¿qué son?.

De acuerdo con leyendas urbanas las inexplicables bolas de fuego que muchas personas han visto saltar de cerro en cerro y moverse rápidamente son nada más y nada menos que brujas.

Sí, así como lo lees de acuerdo con las leyendas las brujas se convierten en bolas de fuego para trasladarse rápidamente de un lugar a otro, por eso a continuación te contaremos esta leyenda.

La leyenda de las bolas de fuego

Se dice que alrededor de los años  50’s y 60’s cuando la enorme CDMX aún contaba con algunos ríos, alfalfares, y llanos en donde los niños de aquel entonces solían salir a jugar.

Las brujas se transformaban en bolas de fuego que saltaban cruzando los cerros en búsqueda de su próxima víctima, las cuales eran regularmente: hombres borrachos que caminaban por los montes después de la parranda, algún viajero extraviado,la sangre de niños recién nacidos.

Y es que cuentan que una vez una mujer escuchó llorar a su pequeño hijo desesperadamente, por lo que fue a llevarle un biberón con leche pues pensaba que podría tener hambre, pero, al llegar a la cuna de su hijo sorprendentemente vio a una bruja intentando chupar la sangre de aquel bebé.

Pero aterrada la mujer corrió rápidamente por un crucifijo y al ponerlo frente a la bruja, ésta salió rápidamente por la venta de aquella casa pero no lo hizo corriendo o caminando, sino que antes de salir se convirtió en una bola de fuego y voló rápidamente, perdiéndose así entre la oscura noche.

Otras versiones

Sin embargo, otras personas aseguran que la transformación de estas brujas era mucho más complejo pues al reunirse en una fogata, las mujeres  hacían un rito satánico en donde podían desprenderse de sus cuatro extremidades.

Una vez que desprendían sus brazos y piernas, las brujas las colocaban cerca de aquella hoguera para que se mantuviera calientes, luego se ponían alas y patas de aves de corral, especialmente un guajolote, después su boca la transformaban en un pico con una larga y muy delgada lengua con la que podían succionar la sangre de su víctima.

Una vez que ya estaban listas para salir a buscar a su presa, las brujas se iban a lo más alto de un cerro y de ahí saltaban y una vez en el aire se prendían en llamas para poder moverse con la seguridad de que ningún poblador podría ver su cara.

 


Compartir