DESDE AFUERA

México, la CELAC y Brasil…

Según el presidente argentino, Alberto Fernández, Luiz Inácio Lula da Silva, que se espera sea electo en Brasil, es el líder que América Latina necesita

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

El presidente Andrés Manuel López Obrador habrá propuesto la creación de una unión hemisférica y revitalizado la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), pero Luiz Inácio Lula da Silva, que se espera sea electo presidente de Brasil en octubre, es el líder que América Latina "necesita".

O al menos eso es lo que planteó el presidente argentino, Alberto Fernández, en marzo, cuando afirmó en un video que "Brasil vive un momento singular, en pocos meses va a votar. Toda la infamia que tendieron sobre Lula ha quedado disipada, toda la mentira quedó al descubierto y, si a Lula le va bien, América Latina tiene una oportunidad, porque Lula es ese líder regional que se necesita".

La votación brasileña y la esperada elección de Lula da Silva, que fue presidente de Brasil de 2003 a 2011, coincidió con el surgimiento de la primera "marea rosa" latinoamericana cuando, entre 1998 y 2014, Latinoamérica fue marcada por las victorias electorales de partidos de izquierda democrática en 22 de 49 elecciones presidenciales.

TE PUEDE INTERESAR: Ataques, a querer o no

Esa primera versión de "marea rosa" había envuelto a Latinoamérica, sobre todo el sur del continente, donde coincidieron los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Ecuador. Pero la tendencia aflojó debido a luchas políticas internas —el propio Lula fue acusado de corruptela para impedirle participar en las elecciones de 2018— y el final de la bonanza económica propiciada por los precios de sus materias primas.

Hace años, Brasil luchaba por contener la competencia que por el liderazgo regional le planteaba la agresiva política exterior del gobierno de Hugo Chávez, que había formado su Alianza Bolivariana (ALBA) con el apoyo del boliviano Evo Morales, competía en apariencia al menos con el Mercosur (mercado común creado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) y mantenía un fluido vínculo con la presidencia argentina, primero con Nestor Kirchner (2003-2007), y luego con su esposa y viuda Cristina Fernández, de 2007 a 2015, que ahora es vicepresidenta de su país.

Según el analista brasileño Guilhermo Cassaroes, del Instituto Getulio Vargas, para frenar lo que percibieron como erosión a su liderazgo regional, Lula da Silva y la diplomacia brasileña promovieron la creación de la (CELAC) en 2010.

TE PUEDE INTERESAR: El problema que viene

Eran también los tiempos en que la adhesión de México a la Alianza del Pacífico, formada por Chile, Colombia y Perú, había provocado lo que hoy se ve como una campaña de la cancillería brasileña para asegurar que México ya no era un país latinoamericano, sino uno norteamericano y aliado de EU por su membresía en al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), hoy Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Hoy se registra una segunda "marea rosa", pero la renovación de la CELAC fue revitalizada por México, vía el canciller Marcelo Ebrard y su subsecretario Maximiliano Reyes.

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@CARRENOJOSE1

MAAZ

SIGUE LEYENDO

Triunfo de Petro y las izquierdas de Latam

EU, ¿y su relación con América Latina?

Problemas para los demócratas y el mundo