SILBATAZO INICIAL

Nada qué salvar

Calificado o no, Gerardo Martino se tiene que ir señoras, señores. La situación es insostenible

OPINIÓN

·
José Eduardo Iga / Silbatazo Inicial / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

México ha logrado virtualmente su clasificación a la Copa del Mundo. Incluso, siendo victimizada en el partido frente a El Salvador, solo una hecatombe podría llevarla al repechaje intercontinental contra una escuadra oceánica que poca resistencia podrá ejercer, sobre todo, si se trata de una llave de ida y vuelta.

Sin embargo, el funcionamiento roza lo deleznable. Es un estratega con alta efectividad, pero se necesitan considerar variables como los rivales a los que se ha enfrentado. Luego llegan los Mundiales y una potencia nos pone en la justa dimensión, por lo que defenderlo con esos dividendos me parece ridículo. También se deben observar las formas en las que se han obtenido los resultados. En el octagonal, suma 25 puntos de 39 posibles. Podrían ser 28 de 42 al acabar el trajín. Cosecha bastante pobre para la hegemonía histórica en la zona. 

México tendría que acabar la competencia como lo ha hecho Brasil o Argentina en CONMEBOL. Por infraestructura, y sencillamente porque el futbol se presenta como, quizá, el único deporte al que realmente se le pone atención en el país.

Canadá y Estados Unidos consideran otros deportes por encima del balompié y lo han hecho mejor que una selección azteca repleta de compadrazgos. Vayamos al fondo. Trece partidos han disputado el combinado dirigido por el pampero. Apenas registra 15 goles a favor. En tres de estos se ha ido en cero.

En los últimos cuatro choques, México no ha podido anotar gol con jugada en desarrollo. Frente a Honduras fue un balón parado el que marcó la diferencia teniendo un primer tiempo vomitivo sin tiros a puerta. No le pudiste hacer un juego solvente al último lugar de la tabla. Frente a Estados Unidos, tampoco se anotó.

Antes, se le ganó a Panamá con un penal, demostrando nuevamente un futbol totalmente carente de ideas, y frente a Costa Rica, por segundo partido consecutivo en el Azteca, no se movieron las redes. El último gol elaborado data del 27 de enero ante Jamaica, y no hay que olvidar que en aquel partido fue hasta el minuto 82, en que se abrió la lata.

Dato escalofriante. El tridente conformado por Hirving Lozano, Jesús Manuel Corona y Raúl Jiménez, que tanto nos han vendido, no registra un solo gol jugando junto en la cancha, siendo los tres referentes en sus equipos europeos, Más allá de que El Tecate acaba de llegar a Sevilla. ¿Quién le mueve? ¿Quién le cambia? México se enfila a tener el peor Mundial de los últimos años, mientras se juegue así. La Selección no tiene el pilar básico que se llama competencia interna. Ve que no funcionan las cosas y sigue dejando a los mismos titulares en frente. Es partícipe de la hecatombe ofensiva y no se atreve a convocar a Marcelo Flores, meter más a Diego Lainez, o volver a llamar a Javier Hernández. Calificado o no, Gerardo Martino se tiene que ir señoras, señores. La situación es insostenible.

POR JOSÉ EDUARDO IGA
TITULAR DE ARREBATO DEPORTIVO EN EL HERALDO RADIO TORREÓN
@JOSE_IGA

CAR