SILBATAZO INICIAL

La mejor amiga de Tigres...

En un plantel de tantas estrellas nadie quiere ser banca. Cada que eso ocurre renace el orgullo en cada uno de ellos y ya se vio reflejado en estos dos encuentros espectaculares

OPINIÓN

·
José Eduardo Iga / Silbatazo Inicial / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Miguel Herrera construyó un proceso de transición que paulatinamente se refleja en el terreno de juego. Tras un arranque de certamen inadmisible, en el que sumaban un punto de seis, incluido un empate agónico frente a Santos y una derrota en El Volcán, con Puebla, surgían las dudas y comenzaban a aflorar las llamadas por aquellos lares Viudas de Tuca con justa razón.

En los primeros tres encuentros, el timonel auriazul parecía tener un feroz respeto a las jerarquías, con Sebastián Córdova, elemento que perdía una cantidad impresionante de balones, Florian Thauvin que no había hasta ese momento gravitado en la ofensiva, Chaka Rodríguez, cuya beca en el Tri, de Gerardo Martino está garantizada o, incluso, Carlos Salcedo, que tenía buenas actuaciones en el campo, pero fuera de él parecía aportar tintes cancerígenos para el grupo y desde hace rato no quería estar. Incluso, el Diente López, líder de goleo del torneo anterior, ha quedado a deber y era un inamovible del esquema inicial. Pero el estratega que acaba de conseguir los mil puntos en su trayectoria apeló a la mejor aliada de cualquier escuadra. La competencia interna y a partir de ahí todo ha sufrido una metamorfosis.

Le pegaron a Pumas en la fecha tres exhibiendo un funcionamiento raquítico. Pudo haberse asumido que a pesar de ello y lo que estaba mostrando, volvería a plasmar la misma alineación. Cuadro que gana repite, suele decirse, aunque las formas sean dudosas. Sin embargo, mandó al Chaka Rodríguez a calentar banquillo para que Jesús Dueñas, casi borrado, lleve ya dos partidos adueñado de esa parcela derecha. Florian Thauvin tuvo que conformarse en la jornada siguiente con jugar poco más de 15 minutos sin importar el golpe que ello le represente a la cartera felina. El francés ha mostrado su descontento público al señalar que no viene a ser banca. Siguiente partido, regresa al 11 inicial y puso dos monumentos de pase, uno que acabó en gol y otro que derivó en una atajada fulgurante de Raúl Gudiño. Córdova, hijo futbolístico de Miguel Herrera, no vio un mísero minuto contra Mazatlán; entra en el segundo tiempo en Guadalajara, y gestó un pase de PlayStation para que cayera el tercer gol que selló la goleada frente al Rebaño. Mismo caso de Juan Pablo Vigón, que por contraparte estuvo dos cotejos en la banca y, tras su segunda titularidad, anota dos goles, poniéndole las cosas complicadas al ex del América.

Como siempre en mis entregas, opiniones respaldadas siempre por dividendos. Ya hablamos de lo individual. En lo colectivo, desde que han empezado las rotaciones, los felinos llevan siete anotaciones en dos encuentros. En la actualidad, suman tres triunfos consecutivos. En un plantel de tantas estrellas nadie quiere ser banca. Cada que eso ocurre renace el orgullo en cada uno de ellos y ya se vio reflejado en estos dos encuentros espectaculares. Enhorabuena por Herrera que de a poco va exhibiendo congruencia entre hechos y palabras.

POR JOSÉ EDUARDO IGA
TITULAR DE ARREBATO DEPORTIVO EN EL HERALDO RADIO TORREÓN
@JOSE_IGA

CAR