MOLTI DIVERSI

El arte, un respiro pandémico

¿Por qué apoyar obras de arte en tiempos en los que, seguramente, mucha gente piensa que hay otras prioridades?

OPINIÓN

·
María del Mar Barrientos / Molti Diversi/ Opinión El Heraldo de México

Hace una semana, París amaneció  con uno de sus momentos más icónicos, el Arco del Triunfo, completamente envuelto en una tela. ¿La razón?, una instalación póstuma, concebida durante casi 60 años por el artista búlgaro Christo, quien falleció hace poco más de un año, pero soñó con envolver este monumento francés. Y fue su sobrino quien ahora se encargó de hacer este sueño realidad, envolviendo el monumento tan icónico para la población francesa.

A pesar de que el artista falleció hace un año, el presidente Emmanuel Macron hizo realidad este sueño, llamado “L’Arc de Triomphe, Wrapped”, con unos 25 mil metros cuadrados de tela azul platinada, que brillan bajo el sol cambiante de la ciudad, sujetado por varios kilómetros de cuerda roja, todo bajo la instrucción del fallecido artista.

Fue el 18 de septiembre cuando los franceses amanecieron maravillados por esta instalación, no se hicieron esperar las múltiples fotografías que los habitantes de la Ciudad Luz, tomaron para compartir en sus redes sociales.

Las filas para visitar el monumento eran kilométricas, tan sólo para verlo de cerca y tocar la platinada tela que lo cubre y tomarse fotos con el arco envuelto.

Pero ¿por qué apoyar una obra de arte, en tiempos pandémicos en los que, seguramente, mucha gente piensa que hay otras prioridades?

Muy sencillo, con este ejemplo del Arco del Triunfo vemos claramente el fenómeno que provoca el arte en el mundo, miles de parisinos fascinados por un monumento envuelto en tela, por una obra de arte en su ciudad y por algo nuevo que visitar. Es así como el arte se convierte en un respiro en medio de la pandemia, en donde, sin importar todas las cosas que pasan alrededor de estos momentos anormales y bastante trágicos, está el arte, que funge como distractor, como moderador del dolor y como agente de paz, unidad y alegría.

En un mundo en donde el arte pareciera que es lo menos importante o la última de las prioridades, es con estos ejemplos en donde nos damos cuenta que su función social va más allá del entretenimiento puro o de la estética visual. Hay una frase que se desconoce el autor, donde se afirma lo siguiente: “La diferencia entre volverse loco y mantener la cordura la otorga el arte. Por eso, la cultura es un derecho humano, de primera necesidad”, y eso lo entendió a la perfección el Presidente de Francia, que aunque muchos lo criticaron por apoyar una obra que costó miles de euros, él se mantuvo firme, entendiendo lo que su pueblo necesitaba.

Desde su inauguración oficial hasta su clausura, el 3 de octubre, el icónico monumento en memoria a Napoleón se ha transformado en un objeto imaginario de gran tamaño gracias a la obsesión liberadora de un artista búlgaro que decidió desafiar los límites.

“Creo que lo que creemos es esto: los sueños locos deben ser posibles”. El Arco del Triunfo que conmilitar, histórico, artístico y depositario de la memoria nacional, hizo que los franceses se sintieran “extraordinariamente orgullosos”. Eso es el propósito del arte en la sociedad.

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
MARIMAR.BARRIENTOS@ELHERALDODEMEXICO.COM
@MARIMARBAT

PAL