COLUMNA INVITADA

A un lustro del arranque del Sistema Nacional Anticorrupción

Los Sistemas Locales operan al 98.5%. Significa que, de las 32 entidades federativas, 30 concluyeron sus adecuaciones

Marina San Martín / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

La corrupción y su aliada, la impunidad, siguen presentes en las estructuras políticas, económicas y sociales de México; y están normalizadas en el comportamiento de las personas.

Estos actos se toleran, se pasan por alto y se solapan. Si llegan a rechazarse, se genera indignación y molestia, no para quien los refuta, sino para quien los lleva a cabo e, incluso, en el entorno donde ocurren.

En el Índice de Percepción de la Corrupción 2020 de Transparencia Internacional, México obtuvo 31 puntos, ocupando el lugar 124 de 180 países. A pesar de escalar dos puntos de 2019 a 2020, somos percibidos como el país más corrupto de la OCDE.

Este 18 de julio de 2021 se cumplieron cinco años de la publicación de las leyes y reformas a partir de las cuales, en 2016, se dio arranque al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), cuya misión es articular la colaboración de las instancias encargadas de combatir tan enraizado mal.

En dichos ordenamientos se definió su funcionamiento; se creó la fiscalía anticorrupción; se tipificaron delitos, se ajustaron las labores de fiscalización, de la función pública y de impartición de justicia administrativa; y se adecuó el régimen de responsabilidades.

A un lustro de su implementación legal, después de un amplio diálogo institucional y social, el SNA logró integrar una Política Nacional Anticorrupción que fija la ruta estratégica contra este flagelo.

Actualmente, 15 estados la han aprobado; cinco están atendiendo comentarios de retroalimentación; uno más envió su propuesta al Secretariado Ejecutivo; 10 están en elaboración; y la Ciudad de México aún no inicia su adopción.

Asimismo, se cuenta con una primera versión (beta) de la Plataforma Digital Nacional que permite consultar información sobre declaraciones patrimoniales; contrataciones públicas; y de las personas servidoras públicas sancionadas, y participantes en procedimientos contractuales. Además, próximamente, se podrán hacer denuncias y tener mayores datos de fiscalización.

A julio de 2021, los Sistemas Locales Anticorrupción operan al 98.5%. Lo anterior significa que, de las 32 entidades federativas, 30 concluyeron sus adecuaciones legislativas, faltando la Ciudad de México y Nuevo León; y 29 han integrado todas sus instancias, estando pendientes Baja California, Baja California Sur y la capital del país.

A pesar de la complejidad que ha enfrentado el SNA para coordinar actores y acciones contra la corrupción, existen avances; sin dejar de reconocer la dificultad para revertirla. No obstante, vale evitar caer en la tentación de dar pasos para atrás, para permitir que su desarrollo se asiente; pues como consideraba la activista Maya Angelou “todos los grandes logros requieren tiempo”.

POR MARINA SAN MARTÍN REBOLLOSO
COMISIONADA INFOCDMX
@NAVYSANMARTIN

dza