PASIÓN POR CORRER

En busca del “milagro mexicano”

Las vicisitudes que han vivido nuestros atletas de cara a Tokio 2020 vaticinan un futuro incierto, de cara a la disputa por las medallas

Rossana Ayala/ Pasión por correr/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

En las condiciones en las que va la delegación mexicana que nos representará en Tokio 2020, con sus 140 atletas (84 varoniles, 56 femeniles), todos con grandes sueños y esperanzas, no será nada fácil para ellos alcanzar la meta y regresar a casa con medallas y récords que superen el promedio histórico del olimpismo mexicano.

No porque les falte talento, capacidad o hambre de triunfo; todo eso lo llevan las y los jóvenes deportistas que nos representarán dignamente en la justa olímpica. Pero la falta de apoyos, el no haber entrenado de manera normal, debido a la pandemia, y hasta las grillas y problemas entre las Federaciones y hasta la Conade, a cargo de Ana Gabriela Guevara, que se ha visto envuelta en acusaciones y denuncias de corrupción, además de la desaparición del Fondo de Apoyo al Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) ordenado por el Presidente y aprobado por el Congreso, serán parte del hándicap en contra que llevan a Tokio nuestros deportistas.

Por lo demás, no es nada nuevo para el deporte mexicano que entre fallas estructurales, caciquismos y corrupción en las federaciones y en las instituciones de gobierno, y la ya sabida escasez de apoyos económicos y dificultades que enfrentan quienes deciden hacer del deporte su profesión en México, ha tenido que bregar por décadas y, aún con ese panorama tan difícil, ha logrado abrirse paso y hemos tenido historias de éxito, monarcas y campeonatos que dependen más del coraje, la disciplina y el esfuerzo individual, que de un política pública o un sistema deportivo nacional que realmente fomente la producción de campeones olímpicos.

En carrera, una de las esperanzas olímpicas es la velocista jalisciense Paola Morán, que competirá en los 400 metros planos y quien también forma parte de la lista de las 100 mujeres más poderosas de México de la revista Forbes. Entre sus logros figuran la medalla de oro en la prueba de los 400 metros con vallas en los Juegos Olímpicos de la Juventud,  realizados en China, en 2014, y la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima de 2019, que le permitió clasificarse para Tokio.

En maratón, la terna olímpica está conformada por Andrea Soraya Ramírez Limón, Úrsula Patricia Sánchez García y Daniela Torres Huerta, mientras la varonil la forman Juan Joel Pacheco Orozco, José Luis Santana Marín y Jesús Arturo Esparza Pérez. Sin embargo, una medalla olímpica en los 42.195 kilómetros está más lejos que nunca; en primer lugar, la presencia del keniata Eliud Kipchoge, actual campeón olímpico y poseedor del récord del mundo, hará que toda la competencia y los competidores giren en torno a su paso y a su estrategia, además las marcas de los atletas africanos, japoneses y estadounidenses están por debajo de los seis minutos, en promedio, de los corredores mexicanos.

Siempre para estas fechas, a unas semanas de la justa olímpica, se tienen pronósticos de medallas para México, pero en esta ocasión nadie se ha atrevido a hacerlos porque la presencia de seleccionados nacionales en las ceremonias de premiación olímpica es incierta, y podría ser hasta desierta, entonces ¿habrá algún milagro mexicano? Es improbable, aunque hay  esperanzas, como siempre, en tiro con arco femenil y en clavados… recemos porque así sea, no queda de otra.

POR ROSSANA AYALA
AYALA.ROSS@GMAIL.COM
@AYALAROSS1

dza