ALHAJERO

Monreal resucita

Monreal encabeza —con carácter de urgente— la Operación Cicatriz de Morena en los estados, tras el desastre que dejó Mario Delgado

Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Hace tres años, Ricardo Monreal era “un muerto” entre la militancia de Morena. Ni siquiera se podía parar en sus eventos porque lo abucheaban. No le perdonaban su “berrinche”, decían ellos, por no haber quedado como candidato al gobierno de la Ciudad de México.

El rechazo de los militantes morenos llegó a tal punto, que Andrés Manuel López Obrador tuvo que imponerse frente a las protestas de los “duros” para que el zacatecano asumiera como coordinador de Morena en el Senado.

Bueno, pues ese rencor de la militancia morena hacia el ex delegado en Cuauhtémoc, ha quedado atrás. Muy atrás, por lo que se ve.

Hoy, Monreal, fíjense bien, es quien encabeza —a las carreras y en calidad de urgente—, la “Operación Cicatriz” del partido, tras el desaguisado que dejó Mario Delgado por todo el país con las candidaturas.

Semana con semana, el ex gobernador zacatecano acude a los estados para hablar con los militantes morenos excluidos sin razón, para restañar heridas, “apapacharlos” y tratar de convencerlos de que apoyen al partido a pesar del maltrato recibido por su dirigente nacional.

A la fecha, se ha reunido con un centenar de ellos —diputados incluidos—. Les pide su apoyo a pesar de los pesares, les infunde esperanza de mejores momentos para ellos, y argumenta que el proyecto de AMLO está en riesgo, que hay que apoyarlo porque están en riesgo de tener un Congreso de oposición y de una regresión. Las críticas a Mario Delgado son el pan de todos los días. No hay entidad, distrito o localidad en la que no se le critique y se le miente la madre abiertamente. Los militantes, sobra decirlo, “están muy enojados”.

Contra eso rema Monreal. Se suma a los reproches para acercarse a sus compañeros de partido. A veces logra su apoyo para el candidato a gobernador, pero ¡ni una palabra!, por quienes figuran para diputados. Ha de insistir, pero no sería de extrañar el voto diferenciado entre sus propias filas.

Los lugares donde mayor molestia de militancia ha encontrado en este sentido son Nuevo León, Chihuahua y Baja California Sur. En este último estado BCS, por la “necedad” del candidato de acaparar todo y no conciliar.

El caso es que Ricardo nombró a varios de los senadores como delegados en los estados; tiene el pulso del partido en cada uno de ellos, y está haciendo la chamba que nadie había hecho en el partido para reposicionar a Morena.

Y él, otra vez activo entre la militancia. Reconciliado con los morenos en los estados.  

Por lo que toca a su vida entre los militantes de Morena, diríase que Monreal resucitó de entre los muertos.

•••

GEMAS: Felipe Delgado Carrillo, hermano del dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, es candidato suplente a diputado federal plurinominal por el PVEM, su partido aliado.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

maaz