Lunes 21 de Junio 2021
ALHAJERO

Golpe al corazón de López Obrador

El desastre en la Línea 12 del Metro, le pega en el corazón a Andrés Manuel; le pega en el corazón a la Ciudad; y le pega en el corazón del país

Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

A partir de que Cuauhtémoc Cárdenas ganó --bajo las siglas del PRD-, la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 1997, la capital ha sido gobernada por la izquierda.

Y ha sido tal la fuerza que han adquirido sus dirigentes, que llevó a la candidatura presidencial a dos de ellos. Al propio Cárdenas y a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador.

Con ellos la ciudad crece, aunque el Metro apenas si da unos pasos. El tabasqueño, apuntalado por Claudia Sheinbaum, crea el segundo piso del periférico y Marcelo Ebrard se convierte en el tercer Jefe de Gobierno electo por el voto popular bajo las siglas del sol azteca.

Ebrard (2006-2012) lega como obra insigne, la Línea 12 del Metro, la Línea Dorada. La misma que hoy tiene en vilo al propio Presidente de la República y que le pone una mácula a su gobierno.

Sí, a López Obrador, porque aunque él no estuvo durante su construcción, hoy es el Presidente de la República. Y porque la tragedia ocurrida en el Metro el lunes pasado pega en aquellos a quienes más ayuda: los pobres.

El desastre en la Línea 12 del Metro, le pega en el corazón a Andrés Manuel; le pega en el corazón a la Ciudad; y le pega en el corazón del país.

Viene la hora de deslindar responsabilidades. Se ha decidido por un peritaje internacional para que no haya conflicto de intereses. Parece lo mejor. Pero importante será que esos peritajes se hagan públicos.

Pero por lo pronto, el desastre en el Metro afecta –como es el caso directo de AMLO; de Sheinbaum, la Jefa de Gobierno de la CDMX; de la directora del Metro, Florencia Serranía- y pone en la mira a varios actores:

A Marcelo Ebrard, quien no para de padecer los daños provocados por la Línea Dorada, su obra cúspide, que lo llevó incluso a salir del país en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Una obra que no ha sido bien explicada y que provocó un conflicto enorme con su sucesor en el gobierno de la Ciudad, Miguel Ángel Mancera.

Conflicto que involucró a sus constructores: al Grupo Carso, ICA, Alstom y hasta al ex secretario de Finanzas de la Ciudad, Mario Delgado.

Mancera, recordemos, detonó el conflicto con Ebrard. Se habló entonces de una tarjeta que le pasó su director del Metro, Joel Ortega (quien tenía un conflicto personal con Marcelo), advirtiéndole de que podría sobrevenir un accidente en la Línea 12 en el que morirían millones.

Y un día Mancera decidió parar la Línea Dorada en el tramo elevado. Un año duraron los peritajes y arreglos; pero lo cierto es que nunca se dio una buena explicación de lo que aconteció, ni de cuánto se gastó o no en su reparación, hasta que el propio Joel es corrido del Metro.

Ambos personajes –Mancera y Ortega- tendrán ahora sí que explicar claramente que pasó entonces. Qué tanto influyó su rompimiento político con Marcelo (a petición de Peña Nieto a cambio de su apoyo para la candidatura presidencial perredista) y qué tanto hubo de realidad en los vicios de la construcción de la Línea 12.

Jorge Gaviño llega como director del Metro. No hay incidentes durante su gestión. Asegura que dio mantenimiento adecuado al Sistema de Transporte Colectivo Metro mientras lo dirigió (2015-2018).

Ahora, a Claudia Sheinbaum le estalla la tragedia como Jefa de Gobierno y –además de lo que la situación y el dolor por lo ocurrido conlleva- ella queda en medio de un conflicto que viene de atrás y cuyos tentáculos se multiplican y lucen poderosos.

¿Qué va a hacer la pupila consentida de AMLO con los responsables de esta catástrofe que ha provocado hasta el momento 24 muertes?

De esa respuesta dependerá en buena medida su futuro. …; y del futuro de la 4T.

-0-

GEMAS: Obsequio de Jorge de la Rosa, miembro del sindicato del Metro: "A partir del terremoto del 2017 la relación suelo-estructura estuvo fragmentada, se dañó, se dañó demasiado la estructura y, a pesar de que ya se veía esa pequeña oquedad en lo largo de la trabe, de la ballena, no fue revisada, no fue superado el contraflecheo que tiene”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

maaz