La ciberseguridad a gran escala

Los sectores críticos para el funcionamiento y seguridad de una nación como EEUU incluyen: energía eléctrica, producción, suministro y almacenamiento de gas y petróleo, suministro de agua, bancos y finanzas, transporte, servicio

La ciberseguridad a gran escala
Fernanda Oliveros / Metabase / Opinión El Heraldo de México

La importancia de la ciberseguridad parece ser obvia, pero ¿cuántas veces has considerado este concepto y sus implicaciones más allá del ámbito personal o empresarial? Hoy día, el ciberespacio ha creado fronteras más allá de las físicas, conectando al mundo digitalmente. No es novedad que, a medida que el tiempo avanza, la tecnología evoluciona, la globalización aumenta y el entorno cambia, el ciberespacio crece y se hace más uso de lo digital.

Es bien sabido que este avance constante trae ventajas económicas y sociales para naciones, empresas e individuos, sin embargo, también se sabe que trae riesgos. El dominio digital, al ser un apoyo para el ejercicio de poder, al ofrecer oportunidades económicas, y al proporcionar un espacio para gestionar y almacenar información importante, se vuelve también un arma táctica ocupada por atacantes y ciberdelincuentes para actuar de manera anónima, sustraer información, robar activos o desestabilizar servicios, lo cual pone en peligro la seguridad, la privacidad y la libertad de todos las personas usuarias. Pero ¿qué pasa si ponemos esto en un contexto político?

De acuerdo con la directiva No.13010, firmada por Bill Clinton en 1998, los sectores críticos para el funcionamiento y seguridad de una nación como EEUU incluyen: energía eléctrica, producción, suministro y almacenamiento de gas y petróleo, suministro de agua, bancos y finanzas, transporte, servicios gubernamentales y telecomunicaciones.

El día de hoy, varios de estos sectores se apoyan en tecnologías cibérneticas, volviéndose así vulnerables a los riesgos del mundo digital y traduciendo las consecuencias de los mismos a escalas mayores. De esta raíz salen problemas como el ciberterrorismo, ataques militares entre naciones a través de información, manipulación de información, pérdida de derechos como la privacidad y la libertad, y corrupción a través del ejercicio del poder.

Es importante que los gobiernos analicen cómo manejan su soberanía en su espacio digital. Deben explorar temas de infraestructura para la seguridad digital y revisar marcos legales y doctrinas que se centren en los activos de internet buscando disminuir las vulnerabilidades en este aspecto. La ciberseguridad y ciberdefensa se vuelve una necesidad que requiere regulación como los demás sectores que tienen influencia en la seguridad nacional.

La Unión de Telecomunicación Internacional (ITU por sus siglas en inglés) reconoce que se necesita un esfuerzo colectivo para afrontar el reto de la ciberdefensa,y coloca al desarrollo de una cultura de ciberseguridad como uno de los fundamentos para desarrollar  una estrategia de la misma. Por lo que, una base cómo lo es una sociedad informada es un paso grande hacia mayor ciberseguridad y, por lo tanto, a una mayor seguridad nacional e internacional.

POR FERNANDA OLIVEROS

@METABASEQ

www.metabaseq.com

contact@metabaseq.com

PAL


Compartir