COLUMNA INVITADA

Proceso electoral en Sinaloa

El proceso está polarizado y la elección es de contrastes. También hay un juego de sumas y restas entre los principales candidatos

Aarón Sánchez / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Ocho candidatos, que representan a once partidos políticos, actualmente se disputan el Gobierno de Sinaloa. Pero todo indica que esta elección será muy diferente a las anteriores. El proceso está polarizado y la elección es de contrastes. También hay un juego de sumas y restas entre los principales candidatos. 

La coalición “Va por Sinaloa”, que integran PRI, PAN y PRD, tiene a Mario Zamora como candidato a gobernador. La alianza Morena-Partido Sinaloense va con Rubén Rocha. Movimiento Ciudadano impulsa a Sergio Torres. Fuerza Social por México, tiene como abanderada a Rosa Elena Millán

El Partido Verde promueve al ciudadano Tomás Saucedo. Redes Sociales Progresistas va con su candidata Yolanda Cabrera. El Partido del Trabajo, presenta a Gloria González. Y el Partido Encuentro Solidario, apoya a Ricardo Arnulfo Mendoza. Tres mujeres y cinco hombres.

Pese a esta amplia oferta electoral, la competencia ya se concentró entre Mario Zamora y Rubén Rocha. Ambos Senadores de la República con licencia. Uno del PRI, y el otro de Morena. El primero ha mantenido un crecimiento sostenido desde que inició su campaña, mientras que el segundo viene disminuyendo paulatinamente. 

El discurso y el conjunto de propuestas de cada uno marcan una enorme diferencia. Mario Zamora pone énfasis en la recuperación de la economía regional y del empleo. Propone crear una financiera estatal para otorgar crédito a los sectores sociales y productivos que decidan crear empresas y contratar mano de obra local. 

Propone también recuperar la rentabilidad que ha perdido el campo sinaloense a raíz de la eliminación de programas oficiales por parte del gobierno federal. Plantea la incorporación de jóvenes y mujeres en su gobierno, en las empresas, en las organizaciones sociales y en la vida política de Sinaloa. 

Por su parte, el candidato Ruben Rocha hace una propuesta que más parece una amenaza: incorporar Sinaloa a la 4T. Esta oferta política causa enorme preocupación. Los empresarios lo rechazan abiertamente. Agricultores, ganaderos y pescadores le reclaman haber votado en el Senado en favor de eliminar los programas que eran útiles para producir y lograr productividad.

Bajo estas condiciones, el panorama electoral en Sinaloa empieza a despejarse. Un candidato mira hacia el futuro y presenta propuestas para reactivar la economía regional y el empleo. Mientras que el otro mira hacia el pasado y copia las políticas aplicadas por el gobierno federal que han conducido al país hacia un verdadero desastre. 

La opción para los electores consiste en decidir entre Mario Zamora o Rubén Rocha. El primero esta sumando adeptos, incluso provenientes de partidos opositores. El segundo, sigue siendo víctima de los fuertes enfrentamientos al interior de Morena, y eso está debilitando rápidamente cualquier posibilidad de triunfo. Así van por ahora. 

AARÓN SÁNCHEZ

ACADÉMICO Y COLUMNISTA

SANAARON@GMAIL.COM

TWITTER @AASAN1620

jram