Que no lleva agua el río

Lo que publiqué en aquel entonces fue una versión de un funcionario de la 4T, no una especulación

Que no lleva agua el río
Luis Soto / Agenda Confidencial / Opinión El Heraldo de México

Sobre nuestro comentario del viernes pasado, referente al Grupo Televisa, la empresa hace llegar precisiones, aclarando que no es una réplica formal, sino nada más para que los lectores tengan información precisa y un poco más actualizada. Dicen:    

Es ya absurdo seguir especulando respecto a la cena a la que, hace más de dos años, en México, asistió el ex funcionario de la Casa Blanca, Yared Kushner, con el presidente López Obrador, misma que se desarrolló en una casa privada. En dicha cena no se abordaron temas “de negocios”, como usted insiste en señalar. De hecho, ya varios columnistas y el propio Presidente dieron cuenta pública de lo que se trató en dicha reunión-cena. (O sea que como ya varios columnistas y el Presidente informaron de qué hablaron en la cena ¿debemos aceptar a pie juntillas su versión? Pregunta el columnista).  

Siguen las precisiones: Para Usted seguir justificando su columna —de hace más de dos años—, en la que dijo que la cena habría sido una de negocios sobre el futuro de Televisa y Univisión, ahora se “cuelga” de nuestro más reciente comunicado de prensa en el que señalamos que, Televisa y Univisión, “han buscado distintas formas de colaborar de manera más estrecha en un esfuerzo por ampliar su exitosa asociación”. (El columnista no se “cuelga” de la información, simplemente relaciona los acontecimientos y la información que la empresa proporcionó y los expone a sus lectores para que estos se formen un juicio, sin ningún otro interés.)  

Quizá valga la pena que los lectores de El Heraldo tengan dos datos importantes, aunque éstos no encajen en su narrativa: i) que Univisión cambió por completo de socios controladores en diciembre del año pasado, lo que significa que tiene nuevos dueños ahora respecto de los que tenía cuando fue la cena a la que hace referencia; y, ii) también, ahora Grupo Televisa tiene más acciones de Univisión, de las que tenía hace dos años, agregan en las precisiones. (Bueno, esa información no la cuestiona el columnista).  

Lo que Usted señaló hace dos años no fue cierto en aquel momento (y se lo dijimos). Pero está Usted en su derecho de insistir respecto de lo acontecido en una cena, aunque los datos duros y los inversionistas sean ya otros, y todo esto haya sucedido años después y fuera de la administración del expresidente Trump. (Qué bueno que me dan el derecho de insistir en lo que aconteció en aquella cena; lo que publiqué en aquel entonces fue una versión de un funcionario que colabora en la 4T, no una especulación. Si los asistentes a la cena no hablaron de negocios, por qué un empleado de Televisa de nombre Javier Tejado montó en cólera cuando leyó mi columna hace dos años, me pidió quién me había pasado esa información y, como no le proporcione nombres, me dijo: “Alguien te está pagando para que nos rompas la madre”. Ya saben a dónde lo mandé, no sin antes recordarle: El león cree que todos son de su condición; a mí el único que me paga es mi periódico.

Por LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA

.....

DERECHO DE RÉPLICA

DIRECTOR GENERAL DE EL HERALDO DE MÉXICO

PRESENTE

En referencia a la columna publicada bajo el título “Agenda Confidencial”, subtítulo “Vuelve a sonar el río”, de la autoría de Luis Soto, me permito hacer las siguientes precisiones: Es ya absurdo seguir especulando respecto a la cena a la que, hace más de dos años, en México, asistió el ex funcionario de la Casa Blanca, Yared Kushner, con el presidente López Obrador, misma que se desarrolló en una casa privada. En dicha cena no se abordaron temas “de negocios”, como usted insiste en señalar. De hecho, ya varios columnistas y el propio Presidente de la República dieron cuenta pública de los que se trató en dicha reunión-cena.

Pero para usted seguir justificando su columna —de hace más de dos años—, en la que dijo que la cena habría sido una de negocios sobre el futuro de Televisa y Univisión, ahora se “cuelga” de nuestro más reciente comunicado de prensa en el que señalamos que, televisa y Univisión, “han buscado distintas formas de colaborar de manera más estrecha en un esfuerzo por ampliar su exitosa asociación y lograr eficiencias y beneficios adicionales para ambas empresas”, marzo de 2021.

Quizá valga la pena que los lectores de El Heraldo de México tengan dos datos importantes, aunque estos no encajen en su narrativa: i) que Univisión cambió por completo de socios controladores en diciembre del año pasado, lo que significa que tiene nuevos dueños ahora respecto de los que tenía cuando fue la cena a la que hace referencia; y, ii) también ahora Grupo Televisa tiene más acciones de Univisión, de las que tenía hace dos años.

Sencillamente lo que usted señaló hace dos años no fue cierto en aquel momento (y se lo dijimos), y ahora es más evidente que nunca lo fue. Pero está usted en su derecho de insistir respecto de lo acontecido en una cena, aunque los datos duros y los inversionistas sean ya otros, y todo esto haya sucedido años después y fuera de la administración del expresidente Trump.

ATENTAMENTE:

FELIPE CÁRDENAS TREJO

Grupo Televisa

dza


Compartir