Vuelve a sonar el río

Televisa y Univision han buscado durante los últimos años distintas formas de colaborar en un esfuerzo por ampliar su exitosa asociación

Vuelve a sonar el río
Luis Soto / Agenda Confidencial / Opinión El Heraldo de México

Cuando el rio suena es porque lleva agua, dice el refrán. Y cuando vuelve a sonar también.  Hace un par de días, la agencia de noticias Bloomberg informó que Grupo Televisa podría estar en conversaciones para fusionarse con Univisión, lo cual fue desmentido por la televisora mexicana.

“No estamos en conversaciones sobre una fusión entre Grupo Televisa, S.A.B. y Univision Communications, Inc. Durante los últimos años, ambas compañías han buscado distintas formas de colaborar de manera más estrecha en un esfuerzo por ampliar su exitosa asociación y lograr eficiencias y beneficios adicionales para ambas empresas. Las compañías están avanzando en conversaciones sobre la posibilidad de una combinación de ciertos activos de contenidos de Grupo Televisa con Univision. No podemos asegurar que dicha operación se lleve a cabo, ni los términos o el tiempo de la misma”, aclaró Televisa en un comunicado.

Hace dos años comentamos en este espacio: Cuentan los habitantes de Palacio Nacional que existieron dos buenas razones -una de negocios y otra política- para que el yerno de Donald Trump se reuniera con Andrés Manuel López Obrador y el copresidente ejecutivo de Televisa, Bernardo Gómez en la casa de éste. Lo primero que se preguntaron los analistas políticos y financieros bisoños cuando se enteraron de la mencionada reunión fue: ¿por qué en la casa de Bernardo y no en Palacio Nacional? Bueno, todo mundo sabe que los asuntos de negocios no se tratan en la casa del Presidente de la República, sino en lo oscurito. ¿Cuál podría ser el negocio que al ejecutivo de la televisora le interesaba tratar con Andrés Manuel y con el yerno de Trump?

Pues no hay otro más que la posible venta de Televisa a Univisión….  ¿Si la versión de la posible venta es cierta, para qué necesitaban la presencia del enviado del presidente de EU? Preguntan los bisoños. Pues por dos motivos. Uno, porque es probable que el yerno de Trump esté cabildeando la operación. Dos, porque para que Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez puedan vender Televisa a Univisión necesitan cambiar la Ley respectiva o el régimen de concesiones pues, así como está, prohíbe que empresas extranjeras sean propietarias de alguna televisora mexicana. Y quién mejor que Bernardo para convencer a AMLO que haga ajustitos a la legislación, agregamos en nuestro comentario del 3 de abril de 2019.

Un empleado de Televisa montó en cólera por el comentario, acusó de mentiroso al columnista y aclaró:

1. Univisión no puede comprar concesiones de radiodifusión, dado que tiene limitación (expresa) en la Ley de la materia en México. En cambio, Televisa ya tiene 36% de Univisión en acciones e instrumentos con derechos de suscripción de acciones (warrants), y la autorización del regulador norteamericano para elevar esta participación. Esto último se dio desde el 4 de enero del 2017.

2. Más que Univisión comprar a Televisa, podría ser al revés. Tema que se ha comentado en llamada (pública) con inversionistas y que se está evaluando para que, en su caso, haga sentido a nuestros accionistas. Sin fecha definida de una decisión.

¿Por qué estará sonando nuevamente el río? ¿Qué están negociando en lo oscurito Televisa y Univisión?

AGENDA PREVIA

Quien tomó la iniciativa para denostar cada una de las acusaciones que se hacen en su contra fue María Eugenia Campos Galván quien pidió se iniciara el proceso de imputación para de esa manera conocer cada una de las falsedades por las que se quiere fincar responsabilidades jurídicas y con eso impedir que aspire a competir por la gubernatura del estado de Chihuahua.

Por LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA

avh 


Compartir