Se parecen mucho

Estos momentos recuerdan aquellos que se pretendieron reformar cuando existía un partido hegemónico…, diría la senadora Paredes

Se parecen mucho
Martha Anaya/ Alhajero/ Opinión El Heraldo de México

Si no son iguales, al menos en las formas sí que se parecen mucho: En cosa de 24 horas, los senadores de Morena aprobaron la reforma eléctrica.

Incumplieron su palabra de llevar el tema a Parlamento Abierto. La noche del lunes pasado (1° de marzo), la aprobaron en Comisiones. Rechazaron el debate. Se le dio primera lectura ayer por la mañana y para la tarde, inesperadamente, convocaron a nueva sesión para subirla al pleno.

Cinco oradores, cinco minutos por cabeza. Graciosa concesión a medio camino del Presidente de la Mesa, Eduardo Ramírez Aguilar, para que fueran diez los tribunos.

Tan desaseado fue el proceso con que se manejó la iniciativa preferente enviada por el Presidente de la República para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, que la priista Beatriz Paredes haría notar a los de Morena el “triste papel” en el que se colocaba al poder legislativo y la paradójica posición que asumían los que se dicen distintos:

“Recuerdan los momentos que se pretendieron reformar cuando existía un partido hegemónico y no había existido transición”, soltaría con ironía la tlaxcalteca.

“Esta sesión está fuera de lugar. Se violenta la más mínima cordialidad política…; pareciera que se está haciendo a escondidas”, apuntaría a su vez el panista Julen Rementería.

Pero nada de eso acongojaba al presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la bancada oficialista, Ricardo Monreal. Lo importante era sacar adelante la reforma. Pronto y a como diera lugar.

El motivo era importante: En juego estaba la iniciativa preferente, la primera que envía el Presidente Andrés Manuel López Obrador en este periodo. Y se trataba nada menos que de la reforma eléctrica.

“Les pido que nadie falte ni se desconecte –pidió el zacatecano desde temprano a los senadores de su bancada y aliados-, pues es probable que votemos la Ley de la Industria Eléctrica y estamos muy justos en número. Es un proyecto fundamental para nuestro movimiento, y desde mi punto de vista su aprobación no admite titubeos".

En cuanto al fondo del asunto, por el lado de Morena –en voz de la senadora Ana Lilia Herrera-, el argumento principal sostenido en esta frase de autor estadounidense: “Una nación que no controla sus fuentes de energía, no controla su futuro”. Cuestión, a fin de cuentas, de seguridad nacional.

Del lado de la oposición –además de asegurar que aumentarán los costos de generación de energía eléctrica y reprobar la elección de energías sucias-, mostrar la esquizofrenia que se vive en el Senado (y en este gobierno): Pedirles sacar adelante el TMEC y meses después aprobar una ley contraria al TMEC.

-0-

GEMAS: Pemex anunció que ha prescindido de los servicios de Fitch Ratings para calificar a la paraestatal tanto a nivel global como local.

Por MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

avh 


Compartir