DEFINICIONES

Salgado Macedonio, cómodo rumbo a la gubernatura

No sé si Félix Salgado es inocente o culpable, pero los guerrerenses tienen derecho a saberlo, y las víctimas a un proceso justo

Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

El “Toro” embistió a las instituciones

El caso de Félix Salgado Macedonio no deja de retratar de cuerpo eterno una realidad a la que se enfrentan miles de mujeres a diario en nuestro país: la indolencia de las autoridades, el manto de impunidad que cobija crímenes hacia ellas, un sistema de impartición de justicia que no la imparte, víctimas revictimizadas, juicios que terminan sepultados…

No sé si Salgado Macedonio es culpable o inocente. Creo en la presunción de inocencia. En un estado de derecho, todos somos inocentes, hasta que se demuestra lo contrario. Pero es un hecho que, en este caso, las fiscalías, tanto la estatal de Guerrero, como la General de la República no avanzaron en la indagatoria con la celeridad necesaria. Los señalamientos y denuncias, no encontraron eco. El “Toro” embistió a las instituciones.

No sé si el candidato de Morena a gobernador es o no un agresor sexual. Y creo que difícilmente algún día lo sabremos.

***

Basilia Castañeda es una de las mujeres que lo demandó por violación. Hoy, tiene miedo. Teme por su seguridad, la de su familia y la de sus representantes legales. En ese miedo, se reflejan miles de mujeres que no se atreven a señalar, mucho menos a denunciar a su agresor o agresora. Es el miedo a seguir siendo violentadas y silenciadas. El temor fundado de que alzar la voz no sirva de mucho. Casi la certeza se saber que no habrá consecuencias, que la justicia no llegará. Por eso, entre muchas cosas, este caso es emblemático.

Hace un par de días, denunció que la criminalización y difamación de la que ha sido objeto, la han colocado a ella y a sus cercanos en riesgo. Por ello, tomó la decisión de no acudir a la audiencia de desahogo de pruebas y alegados convocada por la Comisión de Honestidad y Justicia de ese partido.

¿Qué incentivo tenía para hacerlo? La Comisión la escuchó y aun así, declaro “infundadas” e “improcedentes” sus denuncias, y permitió a Salgado Macedonio seguir en la contienda. ¿Qué aliciente tenía para comparecer, si un par de días antes Morena, que nunca retiró del Instituto electoral guerrerense la candidatura, lo ratificó como su aspirante a la gubernatura?

“No ha retirado ninguna denuncia. Pero no puede seguir asistiendo a la Fiscalía porque le queda retirado y cada vez que ella se mueve pone en peligro su vida (…) no va a continuar yendo a la Fiscalía, lo que le pide a la autoridad es que siendo un delito que se persigue de oficio, corresponde continuar con su investigación (…) ya no puede estarse moviendo en el estado, no tiene protección y no tiene los recursos”, me dijo en la radio, en MVS Noticias, Patricia Olamendi, una de sus abogadas.

Salgado Macedonio, ganó otra batalla. El “Toro” camina cómodo rumbo a la gubernatura.

***

No sé si es inocente o culpable, pero los guerrerenses tienen derecho a saberlo, y Basilia tiene derecho a un proceso justo. El país entero tendría que poder conocer la verdad. Y miles de mujeres deberían poder confiar en las Instituciones, esas que no se cansan de darles la espalda.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

jram