“La culpa no es mía”

En México, más de 18 mil mujeres desaparecen y una decena son asesinadas al día

“La culpa no es mía”
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México. Foto: Especial

En México matan a una decena de mujeres al día y a nadie le importa. El 8 de marzo se cumple un año del 8M, hecho que arrojó el mayor número de protestas en el mundo en contra de la violencia de género. Se calcula que en nuestro país hay más de 18 mil mujeres desaparecidas.

Pese a los grandes esfuerzos de colectivos feministas en busca de una verdadera igualdad de género y justicia, el camino para lograrlo aún es largo; las manifestaciones del 2020, encabezadas por mujeres, arrojaron una amplia lista de críticas sobre las pintas y los daños a monumentos y negocios de la zona centro de la Ciudad de México, atribuyéndoles diversos calificativos irrespetuosos, sin comprender la furia colectiva que se nos ha alimentado por años.

Pero, ¿por qué la rabia de las mujeres? Ésa es la pregunta que se cuestionó la periodista Vanessa Job, y de la que nació La Culpa no es Mía, una serie mexicana que refleja los motivos de este enojo.

Micromachismo, violencia en el noviazgo, violencia digital, mujeres que buscan a desaparecidas y feminicidios son los temas que se tocan en cinco capítulos, los cuales saldrán a la luz el sábado 6 de marzo, a las 8 de la noche, como parte de un proyecto auspiciado por Canal 14 y producido por Copal Producciones, con la participación de 23 mujeres víctimas de violencia, madres en búsqueda de sus hijas, hermanas que perdieron a sus hermanas.

Dentro del fenómeno de la violencia a las mujeres, Vanessa Job descubrió que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha convertido en un nicho de agresiones de género que no encuentra solución. “En el microcosmos de la UNAM pasan muchas situaciones de mujeres en todas sus magnitudes: hay acoso de profesores; las matan ahí; las violan, o les entra una bala perdida en el salón y les quita la vida”, asegura.

Y si nos vamos a los antecedentes de alumnas que han sido víctimas de algún tipo de violencia, podemos notar que la UNAM no ha apoyado en las gestiones para esclarecer los casos, como el de Mariela Vanessa Díaz, una estudiante desaparecida el 27 de abril de 2018. En este caso no se siguieron los protocolos y la universidad ha puesto mil obstáculos para revisar las cámaras de las entradas de la escuela.

“En la UNAM se gestan movimientos sociales y está siendo un semillero para que las mujeres se organicen y salgan a las calles a reclamar lo que está ocurriendo”. Mariela es una de las 23 historias que se tratan en: La culpa no es mía.

Erradicar la normalización de la violencia de género, así como generar conciencia como hombres y mujeres para reeducarnos en nuestros esquemas, son otros de los propósitos de esta serie documental, misma que se grabó durante el año pasado con estrictos protocolos de salud en cuidado de las protagonistas y del equipo de realización.

¡Enhorabuena por este gran trabajo!

SINCRONÍA: La serie se grabó con recursos públicos que se obtuvieron de la convocatoria del canal 14 para apoyar a productoras independientes: www.copalproducciones.com.

 

POR KARINA ÁLVAREZ

K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM

@KAFARK84

dza


Compartir