El terror de Claudia Sheinbaum

Claudia Sheinbaum, está a punto de entregar políticamente la Ciudad de México y a minutos de sepultar sus aspiraciones a la candidatura por la presidencia de la República

El terror de Claudia Sheinbaum
Martha Gutiérrez / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Claudia Sheinbaum, está a punto de entregar políticamente la Ciudad de México y a minutos de sepultar sus aspiraciones a la candidatura por la presidencia de la República.

En su afán por aniquilar a Ricardo Monreal, y a través una catastrófica operación política de aprendices, temerosos y timoratos como Alfonso Suárez del Real, César Cravioto y Héctor Ulises García Nieto, en la que Mario Delgado y Citlali Hernández pretendieron también insertar sus propios intereses, aprovechándose del desconocimiento absoluto de los políticos de la Ciudad y sus fuerzas relativas territoriales, la Jefa de Gobierno, sin medir consecuencias colocó su cabeza en la guillotina, al refugiarse en brazos de René Bejarano y Martí Batres.

De arranque, perdió la oportunidad de decidir o impulsar a su sucesor, ya que cedió a Bejarano el control de cuando menos 5 alcaldías. Por otra parte, Dolores Padierna buscará a toda costa ser la candidata a sucederla, financiándose de éstas alcaldías para su causa, conociendo la manera de operar de la pareja de las ligas, por lo que las aspiraciones de Claudia Sheinbaum no serán suficiente fuerza para promoverse como candidata nacional y al mismo tiempo controlar la Ciudad.

Por si fuera poco, además con este pacto logró que Morena perdiera toda ideología, pureza y sentido de cambio (si es que tenía ), anulando totalmente el concepto "transformación" en la capital del país . Como muestra un botón, en la alcaldía Álvaro Obregón, con un ex-perredista, empleado de Bejarano, socio incondicional de Leonel Luna (quién lo impulsó como su sucesor en el 2009-2012), señalado por delitos de trata de mujeres, fomento al narcomenudeo, iniciador a petición de sus jefes del boom inmobiliario, cobro de piso, comercio ambulante y de permitir abusos a establecimientos mercantiles (antros, bares, restaurantes, etc.), es sólo el ejemplo de lo que significa en realidad el fondo ese acuerdo.

La militancia de Morena, está dolida por el abandono de sus representantes populares, algunos impresentables como el mismo Eduardo Santillan, o el actor de telenovelas Sergio Mayer, además porque ahora les han impuesto un candidato en contra de todo lo que la 4T les presentó como objetivos (ir en contra de Leonel Luna y todas las políticas de abuso y voracidad), y les abre la puerta de su propia derrota.

Asimismo, está provocando el comienzo de una ruptura con el PT y Verde, por el avasallamiento del que son objeto, y sufrirán las consecuencias muy probablemente en la alcaldía Cuauhtémoc con Néstor Nuñez construyendo su candidatura con el PRI, PT y Verde. En Milpa Alta el escenario es muy parecido, al igual que en Coyoacán y Magdalena Contreras, con el compromiso roto en el último momento con José Luis Rodriguez, supuestamente por pertenecer al grupo monrealista.

Sin embargo, lo más peligroso es que la Jefa de Gobierno no mida las consecuencias de revivir a un personaje como René Bejarano, sacrificando por desconocimiento o soberbia, mejores opciones, que seguramente había en las diferentes alcaldías. Pues teniendo la posibilidad de regenerar genuinamente la política de fondo, reorganizar a los dirigentes y líderes sociales a través de nuevos liderazgos, optó por el retroceso. Estoy segura que muchos de los aspirantes le hubieran permitido mostrar una visión distinta, sobre todo, la posibilidad de escuchar la demanda de los ciudadanos de a pie y encabezar una verdadera transición. Hoy, solamente demuestra que no sólo fue una simulación -porque ni encuestas hubo- sino que es la responsable de profundizar el modelo que destruyó al PRD y a la CDMX. Es decir, "estábamos mejor, cuándo estábamos peor".

Si no hay un mínimo balance en la designación de diputaciones federales y locales, podemos afirmar sin lugar a dudas, que la Ciudad regresará nuevamente al 2015, y que la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, es exactamente igual a Miguel Ángel Mancera.

Y no es pregunta.

POR MARTHA GUTIÉRREZ
ANALISTA EN COMUNICACIÓN POLÍTICA
@MARTHAGTZ


Compartir