México incorpora 10 millones más a la pobreza y la inflación reaparece como amenaza: Coneval e Inegi

En Santa Lucía muchas mentiras y ahí viene la amarga realidad del inexistente transporte para llegar al desolado llano

México incorpora 10 millones más a la pobreza y la inflación reaparece como amenaza: Coneval e Inegi
Enrique Muñoz Ramírez / Miscelánea Política /Opinión El Heraldo de México

Decir que el de Santa Lucía es el aeropuerto en construcción más importante del mundo, que se propuso su cierre para construir el de Texcoco, que el aterrizaje de 4 aviones es el inicio de su uso comercial, que es un nuevo aeropuerto, son mentiras que van a palidecer cuando empecemos a ver que la terminación de la faraónica obra está muuuy lejana. No hay terminal, no hay electrificación, estacionamientos, no están terminadas las torres de control, no hay radares, aduanas, instalaciones sanitarias, drenaje, sistemas informáticos, hangares y lo peor, ni siquiera hay accesos desde la Ciudad de México, a la que se supone va a servir. Para construir el tren que debería conectar a la terminal con la capital del país no hay proyecto, ni permisos ni siquiera espacio para las vías, otra obra que implica la construcción de puentes, cruces, y la expropiación de áreas federales invadidas por paracaidistas que ya están en pie de guerra. En menos de cuatro años, ni en sueños.

México aumentó en casi 10 millones sus ciudadanos con un ingreso inferior a la línea de pobreza, es decir, durante 2020 hay en el país 10 millones de pobres más, lo que nos coloca como el cuarto país que aumenta el porcentaje de personas en esa situación y el quinto que aumentará su número en pobreza extrema, entre los países del continente.

Las crudas cifras del CONEVAL nos recuerdan, una vez más, que regalar dinero de todos los mexicanos no resuelve la pobreza, sino la incrementa. Las grandes economías han logrado mejorar las condiciones de vida de sus pueblos dándoles educación e incorporándolos al trabajo productivo, apoyando fiscal y económicamente a las empresas, que son las únicas capaces de generar empleo, impuestos y riqueza, en cualquier parte del mundo. Por cierto, hablando de cifras duras, el INEGI reveló que la inflación en enero subió 3.54% a tasa anual debido sobre todo al aumento de 9% al gas LP, 6.06% a la gasolina Magna y 5.35% a la Premium. Parece que fue ayer cuando nos ofrecieron gasolina a 10 pesos el litro, nada más cuando llegaran al poder.

Fue hasta la semana pasada, casi un año después de la llegada del Coronavirus a México, que el Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán tuvo a bien subir a internet un valioso listado de recomendaciones para aquellas familias cuyos miembros pudieran verse afectados por Covid 19. El documento es verdaderamente valioso pero llega tarde para quienes con él pudieron haber salvado la vida de algún ser querido. Sin embargo, no estaría mal que el mismo gobierno federal lo replique YA de forma inmediata y masiva. Mas vale tarde que nunca...

Quienes tuvieron un amargo día de San Valentín fueron sin duda los funcionarios de lo que fue la oficina de la presidencia, esa a la que renunció Alfonso Romo ya que, según denunciaron en redes, ante la presencia del Órgano Interno de Control y funcionarios de la Secretaria de la Función Pública, la semana pasada fueron obligados a firmar “voluntariamente” a fuerzas su renuncia, sin liquidación de ninguna especie y amenazados con represalias a los que se negaran a hacerlo. Mientras, la secretaria del trabajo Luisa María Alcalde, entretenida en subir tuits aplaudiendo el show de Santa Lucía.

Para no variar, el pasado viernes por la noche la Ciudad de México volvió a sufrir un verdadero caos vial por la llamada revancha ciclista que provocó el cierre de arterias como Churubusco, Insurgentes, eje 6 sur y el Viaducto Miguel Alemán y lo peor es la amenaza de que esta práctica se repetirá cada fin de semana. Con el propósito de conocer la alternativa que la autoridad propone a los miles de automovilistas y usuarios del transporte público que quedaron varados por horas en el caos, en la oficina del jefe de la policía Omar García Harfuch nos salieron con que “ya habían cerrado la agenda y que el titular no daría entrevistas”(!). Habrá que recordarle al secretario que él es un servidor público, no un particular que puede darse el lujo de “cerrar su agenda”, y que por lo menos con un boletín debe informar a los afectados si sobre el tema existe alguna estrategia. Con esos colaboradores, para que quiere enemigos...

POR ENRIQUE MUÑOZ
ENRMUZ@HOTMAIL.COM
@ENRIQUEMUNOZFM

avh


Compartir