COLUMNA INVITADA

Las provocaciones paniaguadas

Los integrantes del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados han cruzado una línea peligrosa

OPINIÓN

·
Gerardo Fernández Noroña / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Los integrantes del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados han cruzado una línea peligrosa. Ante la falta de argumentos y datos sólidos para confrontar a nuestro gobierno, han decidido pasar a la injuria personal y a la franca provocación.

En el marco de la discusión de la ley de ingresos, el diputado panista Espadas agredió físicamente a dos compañeras diputadas: Irma San Juan y Margarita García. Al reclamarle su cobardía, no solo no se disculpó, respondió cobardemente responsabilizando a las diputadas de la agresión e injuriándome.

Si viviésemos en el siglo XIX tendría que retar a ese cobarde a un duelo. Como estamos en pleno siglo XXI, hay que tolerar sus insolencias.

Otro diputado paniaguado repitió la provocación y anda por los medios quejándose, acreditando con sus lamentos, su enorme cobardía. Lo anterior son detalles menores. A los funcionarios de nuestro gobierno los han injuriado hasta el hartazgo durante las comparecencias de estos ante el Congreso.

Dirán lo que quieran pero cuando fui diputado durante el gobierno usurpador de Calderón (2009-2012) nunca le falté al respeto a los funcionarios del gobierno de facto. Los trataba con dureza y con críticas demoledoras. Claro, ellos decían que yo era majadero cuando, por ejemplo, le dije asesinó a García Luna. Ya me dirán si tenía o no razón.

La coordinación de los diputados del PAN no tiene palabra, no cumple los acuerdos de la JUCOPO y alienta por hipocresía o por incapacidad, esta conducta irresponsable de provocación permanente.

Creo que no debemos seguir tolerando ese comportamiento por el de los legisladores paniaguados. Está claro que su provocación busca desviar la atención de los sólidos y duros cuestionamientos que desde la tribuna les hacemos permanentemente.

Tendré que hacer caso a un sabio consejo de mi abuela y no pelearme con estos simplones paniaguados. Cabeza fría y corazón caliente al servicio de nuestra patria y de nuestro pueblo.

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA
DIPUTADO DEL PT
@FERNANDEZNORONA

MAAZ