Tokio o la resistencia humana

Mantener los Juegos Olímpicos representa la confirmación, al menos por ahora, de que la fortaleza del espíritu y la fraternidad universal siguen vivas

Tokio o la resistencia humana
Rossana Ayala/ Pasión por correr/ Opinión El Heraldo de México

Los rumores que circularon fuerte en los últimos días sobre una posible cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se realizarán en julio de este 2021, debido a la pandemia, llegaron rápidamente a todo el mundo provocando un shock, ante la posibilidad de que una nueva postergación del evento deportivo más importante para la humanidad terminara en su cancelación definitiva.

Ante esto, el Comité Olímpico Internacional y el Comité Organizador de Tokio 2020 se reunieron rápidamente, salieron a desmentir las versiones de una cancelación y a decirle al mundo que los Juegos Olímpicos continúan en pie y que los japoneses y su ciudad capital están listos para recibir al mundo en el próximo verano. 

Hasta ahí la noticia anima y alienta, porque representa la confirmación, al menos por ahora, de que la fortaleza del espíritu de la raza humana y la fraternidad universal —que simbolizan la justa olímpica— siguen vivas, como su flama, y que aunque sí lo ha golpeado el COVID-19, como a todo el planeta, el olimpismo aún se mantiene vivo y representa sin duda la resistencia de la humanidad.

Sin embargo, una encuesta publicada por la agencia Kyodo News reveló que alrededor de 80% de los japoneses se oponen a que se lleven a cabo este año, y 35 por ciento está a favor de la cancelación, pues aplazarlos a 2021 también ha salido caro, ya que se calcula que el costo de los Juegos aumentó a 25 mil millones de dólares, de los 15 mil millones del presupuesto oficial original. 

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, dijo el jueves pasado que el número de espectadores en los Juegos de Tokio podría ser reducido,  y que podrían estar dispuestos a hacer “sacrificios” para proteger la vida de la gente. Lo cierto es que se habla de que muchos dueños de entradas ya no quieren asistir y han solicitado el reembolso de sus boletos. Tan sólo para la ceremonia de inauguración el precio de las entradas va de los 100 hasta los dos mil 700 dólares.

¿Habrá Juegos Olímpicos este año? La respuesta no es sencilla. Mientras los organizadores insisten en seguir adelante y en que llevarán a cabo el evento de forma segura, aún cuando el virus no esté controlado, el número de contagios y de muertes crece en gran parte del mundo. 

Esperemos que realizar un evento de esta magnitud, en circunstancias tan complicadas, sirva de verdad “como prueba de la victoria de la humanidad contra el COVID-19”.

POR ROSSANA AYALA
AYALA.ROSS@GMAIL.COM
@AYALAROSS1


Compartir