Digan lo que digan...

Podrán argumentar lo que quieran, pero no habrá reversa para los autónomos

Digan lo que digan...
Luis Soto/ Agenda Confidencial/ Opinión El Heraldo de México

Quienes se oponen a que los organismos autónomos desaparezcan como tales y sean incorporados a sus respectivas secretarías de Estado, como pretende el Ejecutivo en su Reforma Administrativa, podrán argumentar lo que quieran en el parlamento abierto o desde distintas tribunas, pero no habrá reversa.

El jefe del Ejecutivo sigue convencido de que la mayoría de aquellos organismos NO sirven para nada; que se crearon para operar el saqueo, para facilitar el robo, para entregar contratos, permisos a empresas particulares. Y que, en casi todos, la mayoría de los consejeros se convirtieron en cuasi empleados de los dueños de las empresas a las que, supuestamente, regulan.

A juicio del primer mandatario, la Comisión Reguladora de Energía, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Nacional de Acceso a la Información, y otros, sólo han servido para simular.

Desde hace más de un año, los encargados de darles cuello se han dedicado a recopilar pruebas de trinquetes, chanchullos, favoritismos en el otorgamiento de contratos, permisos, concesiones, omisiones… y se las han presentado al Presidente.

De ahí pues que López Obrador haya decidido quitarle el poder a los dueños de las empresas que pervirtieron a los organismos autónomos, y regresárselo a las dependencias del gobierno Federal. ¡No es por lana! Afirman los que saben.

Lo delicado del asunto, es que en varias secretarías no existe la infraestructura, ni la capacidad de sus funcionarios para regular las actividades mencionadas. Un par de ejemplos: la SCT (donde se encargarían de las funciones del Ifetel) está en un proceso de desmantelamiento, como denunció el anterior secretario Javier Jiménez Spriú.

En Economía, donde radicarían las labores de la Incompetencia Económica, perdón, de Competencia Económica, no acaban de digerir el nombramiento de Tatiana Clouthier.

 •••

AGENDA PREVIA: Alito y Caro, presidente y secretaria general del PRI, respectivamente, cuestionan que los gobiernos de Morena prometieron crecimiento económico de 4%, y lo que nos han dado es aumento de la canasta básica de 15% en un año, con lo que demuestra su ineficacia.

Bueno, en el arranque del sexenio pasado el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, prometió que con las reformas estructurales creceríamos hasta 6%, y terminó el sexenio con un mediocre 2.4%. Los gobiernos panistas también ilusionaron a la sociedad con eso del crecimiento; lo mismo hizo el viejo PRI.

Sobre el tema, habría que recordar que demasiados sexenios consecutivos de promesas mentirosas han acostumbrado a la sociedad al reiterado desengaño, y sería sorprendente la satisfacción de ver a un Presidente cumplir la palabra empeñada. Así como están las cosas en materia económica, obviamente Andrés Manuel López Obrador tampoco va a cumplir.

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA


Compartir