Ahí vienen los chinos, y los…

Según el subsecretario, México va a aprovechar muy bien algunas señales y tendencias del contexto global, como la tensión comercial entre China y Estados Unidos

Ahí vienen los chinos, y los…
Luis Soto/ Agenda Confidencial/ Opinión El Heraldo de México

El embrujo chino, la reactivación económica en Estados Unidos y  la incorporación de Tatiana Clouthier al mundo del espectáculo político, perdón, a la titularidad de la Secretaría de Economía, producirán un milagro este año: Que la economía crezca más del 6 por ciento.

Palabras más, palabras menos, eso fue lo que declaró el subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández, durante su participación en el seminario de Perspectivas Económicas 2021 “El camino a la recuperación” , organizado por el ITAM. Las distinguidas personalidades que participaron en el evento se quedaron perplejas, pues en más de dos décadas nuestro país no ha alcanzado esos niveles en un año.

Según el subsecretario, México va a aprovechar muy bien algunas señales y tendencias del contexto global, como la tensión comercial entre China y Estados Unidos, y la que se observa entre otras naciones. “Hay una tendencia mayor hacia el proteccionismo. Y ahí también los procesos regionales van a ser más fuertes. Entonces, empezamos a ver distintas cosas que van a alentar mucho más el crecimiento de México”.  ¡Puras ilusiones! Exclaman los especialistas.

El vínculo industrial con Estados Unidos también se encargará de impulsar las exportaciones mexicanas, toda vez que los apoyos fiscales en ese país van a hacer que el consumo privado, particularmente de bienes durables, tenga un efecto positivo en los procesos productivos en México. El sector automotriz de Estados Unidos también será otro factor positivo, ya que se anticipa que en 2021 las ventas totales serán de 16.2 millones de vehículos, frente a los 14.5 millones de 2020. Este aumento va a favorecer a México. Además, hay una expectativa de mayor inversión fija no residual en Estados Unidos, la cual tiene un impacto positivo en los procesos manufactureros de México.  ¡Ya la hicimos, pues! Gritan los paleros.
 
Y para quienes no crean en tanta buena suerte, el subsecretario dijo que en el marco del T-MEC también están varios elementos que sustentarán un mayor crecimiento, al contar con 10 capítulos adicionales que versan sobre temas de protección a la propiedad intelectual e industrial; medio ambiente y laborales, por mencionar algunos.

 Ya tirado en el piso, el subsecretario Acevedo afirmó que la actuación de la señora Clouthier, quien de economía no sabe nada, según sus detractores, será otro elemento muy importante, pues ella pondrá un mayor énfasis en el diálogo con el sector privado, “lo que va a redundar en frutos específicos en el corto, mediano y largo plazos”, subrayó.  O sea que mientras el presidente de la República agarra a toallazos a los “cupuleros”, la secretara los va a consolar. Si hubieran incorporado a Tatiana desde un principio al gabinete de tiliches, otro gallo nos hubiera cantado en la pandemia, lamentan los representantes de aquellos sectores de la economía que están a punto de morirse.

Mientras el escenario que plantea el subsecretario de Economía se convierte en realidad o se esfuma, los de la 4T están fascinados, hipnotizados por el embrujo de los chinos, a quienes, dicho sea de paso, la administración de Enrique Peña Nieto despreció.   

POR LUIS SOTO
LUISAGENDA@HOTMAIL.COM
@LUISSOTOAGENDA


Compartir