Gemas en tiempos de pandemia

La gema se la ganó al Presidente el subsecretario López-Gatell, pero estuvo dura la competencia entre uno y otro

Gemas en tiempos de pandemia
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

Aún y cuando hubo frases como la de “estamos domando la pandemia”, el “hay que abrazarnos, no pasa nada”, “nos vino como anillo al dedo” y hasta un “detente”, obsequio del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la Gema de Gemas del año la ganó el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell.

El doctor la soltó a mediados del mes de marzo –días antes de que se decretara el primer cierre de actividades en la capital del país-, cuando aún gozaba de tal popularidad que fue llamado el rockstar de la pandemia.

Su frase triunfadora: “La fuerza del Presidente es moral, no es una fuerza de contagio”.

Gema a la que el exsecretario de Salud, José Narro Robles no tardaría en responder con esta sentencia: “No he escuchado en los últimos lustros una frase más zalamera, más anti-técnica, más anti-salud pública que esa”.

Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, nos regalaría luego ésta otra para cuidarnos del coronavirus: “Sé que a muchos les llamaron la atención las gotas 'mágicas' que me regaló mi maestra @M_OlgaSCordero. Para todos los que me preguntaron son nanoparticulados en gotas con extractos cítricos, terpenos, flavonoides, naranjina y vitamina C. ¡Saludos!”.

En cambio, el mandatario de Baja California, Jaime Bonilla, saldría a advertir: “(Los médicos) están cayendo como moscas…”

En los primeros días de julio, las cifras oficiales sumaban cerca de 30 mil fallecimientos por COVID-19 en nuestro país. López-Gatell regalaría entonces al Washington Post esta confesión: “¿Cuántas personas han muerto ahora? Esta estadística, que todavía estamos perfeccionando, es aproximadamente tres veces más”.

Matemáticos, como Arturo Erdely, iniciaron sus burlas ante los malabares del subsecretario: “Oiga Doc, las gráficas ya espantan mucho ¿Qué hacemos?’ ‘¡Cambiemos otra vez el formato!’ (Si no puedes convencerlos, confúndelos.)”.

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, confesaría también: “Se lo dije al Presidente ayer. Yo ya no puedo con (Hugo López) Gatell. Él tiene unas cifras que no sé de dónde saca”.

A mediados de noviembre, nuestro país registraría de manera oficial cerca de cien mil muertos por la pandemia. Bloomberg nos situaría unos días después como “el peor país para vivir durante la pandemia de COVID-19”.

Tras cerrar la Basílica de Guadalupe el 12 de diciembre, y con los días navideños por venir, el Arzobispo de Toluca, Francisco Javier Chavolla, recomendaría a sus fieles:

“Ya está corriendo un refrán entre el pueblo que dice: es mejor encerraditos, que enterraditos. Mejor enciérrense y que no tengamos que sepultarlos”.

•••

GEMAS: Obsequio del canciller Marcelo Ebrard: “Nos están ya confirmando que se embarcó el primer lote de vacunas (para COVID) que se pidió para calibrar… Mañana (hoy) en la mañana ya está aquí en México”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

 


Compartir