Omar drogó y estranguló a Elideth frente a su hijo; confesó el crimen y huyó

Una semana antes de su asesinato, Elideth le había pedido a Omar que se fuera de la casa; sí se fue, pero primero la mató

Omar drogó y estranguló a Elideth frente a su hijo; confesó el crimen y huyó
Elideth murió el 22 de junio de 2020.

Fue justo en el Día del Padre cuando Gerardo Ríos supo por última vez de su hija Elideth. A ella, “la niña de sus ojos” y su cómplice, la asesinaron al día siguiente, el lunes 22 de junio de 2020. La mató Omar, su pareja sentimental, él la drogó y estranguló frente a su hijo de 10 años, todo pasó en su casa -ubicada en Nezahualcóyotl, Estado de México- y luego de cometer el crimen, se dio a la fuga. 

Elideth Ríos Cabrera era una madre de 30 años entregada a su hijo Kevin. Trabajaba todo lo que su cuerpo le permitía como mesera en un restaurante de lujo y, para ayudarse, realizaba trabajos independientes y hacía ventas por catálogo. Con su sueldo y las propinas, le alcanzaba para darle una vida digna a su pequeño, para apoyar económicamente a sus padres y también para solventar los gastos de Omar Santos Loera.

Escucha aquí la historia de Elideth

Con mucho esfuerzo y trabajo, Elideth ahorraba todos los años para llevar a su hijo de vacaciones, viajaron a Acapulco, Puerto Vallarta y Cancún, pero este año el reto era aún mayor, pues le había prometido al pequeño Kevin que lo llevaría a Disney en Estados Unidos; esa era su mayor ilusión y estaba determinada a lograrlo.

Pasar tiempo con su hijo y su familia era lo que más disfrutaba; Elideth era una persona noble que le gustaba ayudar y era muy querida entre la gente. A su velorio acudieron muchísimas personas a pesar de la actual pandemia por COVID-19; amigos, familiares y vecinos, todos para despedir a la joven de 30 años que tanto querían.

Un asesino en casa

Elideth llevaba poco más de una década de relación con Omar; se conocieron cuando ella estaba estudiando la licenciatura en Derecho Penal y tras embarazarse de Kevin, dejó la carrera a pesar de que sólo le faltaba año y medio para terminar, y comenzó a trabajar.

Lo que vi es que él era una persona muy violenta, eso lo supe desde que empezó a andar con ella”, describe don Gerardo. Omar Santos Loera estaba prófugo de la justicia, pues antes de conocer a Elideth, mató a dos personas en una riña e hirió a otras más.

#QueNadieNosOlvide | Nazaria Irau00eds saliu00f3 un du00eda a trabajar y no regresu00f3 a casa.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, September 24, 2020

Luego de aquel suceso, en el 2011 Omar estuvo preso en el Reclusorio Oriente durante 189 días y tras ser condenado a más 122 años de prisión por homicidio y robo agravado, se dio a la fuga. El 6 de octubre de aquel año se escapó de la cárcel “caminando” y fue hasta cinco días después que las autoridades penitenciarias reconocieron la fuga y buscaron hasta en las alcantarillas sin encontrarlo.

 De todo esto, Elideth no se enteró hasta poco antes de ser asesinada.

Elideth ya no quería estar con Omar

Don Gerardo narra que su hija ya quería dejar a Omar desde hace ocho meses, aproximadamente; sin embargo estaba esperando el momento preciso para hacerlo. 

Elideth, ese cabrón no se va a ir porque tú lo mantienes”, le alertó su padre. 

Una semana antes de su asesinato, la joven madre se armó de valor y le pidió a su pareja que se fuera de la casa; ya no podía sostener una relación como la que llevaban. Emocionada, le habló a don Gerardo para contarle la noticia: “Ya se va papá, sí, te lo juro ya se va… Me dijo que le diera una semana y a la que viene se va”, le dijo Elideth.

Y efectivamente se fue, pero antes de irse mató a mi hija el cabrón. La drogó y la mató”.

La asesinó frente a su hijo

La madrugada del lunes 22 de junio, Omar Santos Loera drogó y estranguló a Elideth. Al amanecer, llamó a don Gerardo y a la hermana de la joven para confesar su crimen, le habló a su hermano para que fuera por él, dejó a su hijo en la puerta de la casa de su abuela y huyó.

Don, drogué a Elideth, está muerta, la maté… Ahí le encargo a mi hijo”, esas fueron las palabras que pronunció el asesino al teléfono.

Cuando la policía y los padres de Elideth arribaron a la escena del crimen, encontraron a la madre de Kevin desnuda; aún no se sabe si fue abusada sexualmente, pues las autoridades le negaron los resultados de la autopsia a la familia. Se determinó que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento.

Kevin, de 10 años, pudo haber presenciado el asesinato de su mamá pues relata que su padre la forzó a tomarse algo antes de acabar con su vida y presenció las llamadas realizadas para confesar el crimen. Sin embargo, el niño no habla del tema y nadie se atreve a mencionarlo enfrente de él.

La justicia tiene otro nombre

Desde que le arrebataron a su hija, Gerardo Ríos ha hecho todo lo que está sus posibilidades por encontrar justicia para Elideth, pero no ha logrado mucho...

Denuncia el mal trabajo de las autoridades, “lo traen de un lado a otro”, el proceso es muy lento y no le hacen caso. No tiene acceso a la carpeta de investigación ni a los resultados de la autopsia y además, se filtraron imágenes de su hija a la prensa.

Su desesperación lo llevó a plantarse frente al Palacio Nacional de la Ciudad de México con una manta para exigirle a las autoridades que hagan su trabajo. En la lona, plasmó la fotografía de Omar Santos Loera, así como características físicas para identificarlo.

#QueNadieNosOlvide | La joven muriu00f3 el 19S, pero no fue el terremoto el que le quitu00f3 la vida

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, September 3, 2020

A pesar de las evidencias contra la expareja de Elideth, las autoridades tardaron casi dos meses en girar la orden de aprehensión contra Omar Santos Loera; pero ésta salió con otro nombre pues cuando él estuvo preso por el homicidio de las dos personas, utilizó un nombre falso: Érick Hernández Camacho, y es con este mismo con el que lo están buscando.

Las autoridades dijeron que Érick Hernández Camacho es buscado por toda la República Mexicana y en Estados Unidos, pero no por el asesinato de la joven de 30 años, sino por sus delitos anteriores.

La familia de Elideth no está conforme con eso; las autoridades podrían capturar a Omar y justificar que no es la misma persona por el nombre con el que se giró la orden de aprehensión y librar los cargos correspondientes al feminicidio.

#QueNadieNosOlvide | Se escucharon gritos y minutos despuu00e9s, Jorge Ernesto, saliu00f3 corriendo por la calle, se subiu00f3 al coche y arrancu00f3.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, August 13, 2020

Don Gerardo lucha por que al feminicida de su hija se le busque como Omar Santos Loera o Érick Hernández Camacho, sin saber en realidad cuál es su verdadero nombre. A través de redes sociales, publica fotografías del asesino, así como rasgos distintivos que ayuden a identificarlo: lo describe como una persona delgada y muy fuerte, así como que cojea de la pierna derecha a causa de una herida de bala y que probablemente sigue utilizando muletas para caminar.

El asesinato de Elideth Ríos Cabrera, madre de Kevin, hija de Don Gerardo, trabajadora, noble y muy querida entre la gente, es uno de los 626 feminicidios que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública ha registrado en el 2020; uno de los 97 que sucedieron en el Estado de México…

Que Nadie Nos Olvide.

Feminicido elideth rios cabrera

Esta historia cuenta con la autorización de las víctimas indirectas.

Por: María José Serrano Carbajal 

Edición: Paola Sánchez Castro

Diseño: Ana Navarro e Ingrid Almaraz

Escucha y conoce casos de feminicidios en México en Que Nadie Nos Olvide

#QueNadieNosOlvide | Miguel apuu00f1alu00f3 a Areli durante una reuniu00f3n con amigos en su propia casa.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, July 23, 2020

 


Compartir