Tres hombres subieron al taxi de Nazaria Iraís, tres horas después la violaron y asesinaron

Nazaria Iraís era maestra de bachillerato, para tener más recursos usaba su auto como taxi por las tardes, tres de sus vecinos fingieron un viaje, la llamaron y luego de violarla... la asesinaron

Tres hombres subieron al taxi de Nazaria Iraís, tres horas después la violaron y asesinaron
Nazaria Iraís Simón Aguilar, asesinada en Puebla.. Nazaria Iraís Simón Aguilar, asesinada en Puebla.

Jonathan es en este 2020 un adolescente a cargo de sus abuelos de 79 y 89 años, él vive en Puebla, en Jerónimo Tecuanipan, un pequeño municipio no muy alejado de la capital. Nazaria Iraís Simón Aguilar, era su madre, fue asesinada el 24 de septiembre de 2017, se cumplen tres años desde ese domingo en el que una mujer salió a trabajar y no regresó a casa. 

Nazaria era maestra en el bachillerato Josefa Ortiz de Domínguez de Tlaxcalancingo, le gustaba el color negro, su hermana Ariadna, recuerda que era “rara”, le gustaba escuchar metal “y esas cosas”, sin embargo, su hermana mayor, era su mejor amiga. 

Fue en el fatídico septiembre de 2017 cuando tres sujetos asesinaron a Nazaria. Domingo 24, apenas unos días antes un terremoto de 7.1 grados en escala de Richter, sacudió con especial fuerza las entrañas de la Tierra en el centro de México, varios estados resultaron afectados, cientos de personas muertas; la emergencia obligó a que las escuelas detuvieran sus labores, por lo que la maestra Simón no impartía sus clases. 

Escucha la historia del feminicidio de Nazaria Iraís

Maestra y taxista

Además de ser docente, Iraís utilizaba un auto de la marca Nissan, tipo March, para brindar el servicio de “taxi”, todo con la intención de obtener mayores recursos, pues con lo que ganaba en la escuela no le alcanzaba y quería procurar mejores condiciones para su pequeño, que entonces era un niño de 12 años. 

Así transcurrían los días, en las mañanas: maestra; por las tardes: taxista. La comunidad ya sabía a quién recurrir cuando se presentaba la necesidad de un traslado, Nazaria era la mejor opción confiable y sobre todo segura.

El día en que asesinaron a Nazaria, ella no estaba trabajando, de hecho en su casa había una pequeña celebración en la que la familia más cercana se había reunido. Era domingo por la tarde, el plan era seguir disfrutando un rato más. 

Un viaje y nada más

Al papá de Nazaria le surgió una necesidad, ella se ofreció a acompañarlo, justo en ese momento su celular sonó, alguien quería un viaje, parecía muy rápido y después podría seguir con su reunión, Jonathan la esperaba para comer juntos pastel. 

El servicio lo solicitaron tres hombres, quienes con anterioridad ya habían buscado a la joven taxista de 34 años. La decisión fue: aceptar, eran aproximadamente las 19:30 horas, José “N”, Pedro “N” y Dylan “N” subieron al auto, Nazaria buscaba ganarse unos pesos, ellos violarla y asesinarla

Las horas pasaron, nadie sabía de su paradero, la última persona que tuvo contacto con ella había sido su hijo, quien de hecho estaba molesto, pues su mamá no estaba cumpliendo la promesa de regresar pronto. 

#QueNadieNosOlvide | Josu00e9 Ramu00f3n fue hallado al lado del cuerpo de su esposa Isabel, las autoridades su00f3lo lo acusaron de narcomenudeo.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, July 2, 2020

Llámale, no ha regresado

Pasaron las horas, Nazaria no regresaba, las llamadas comenzaron a hacerse a su número, no eran respondidas, la familia se empezó a inquietar, salieron para hacer recorridos por el municipio y a notificar a las autoridades. 

La búsqueda se prolongó hasta entrada la madrugada, no se hallaban rastros de la maestra, así que la familia se organizó en equipos que se dispersaron por diversos sitios. 

La policía notificó que el March había sido localizado, se encontraba abandonado en un sitio conocido como el Camino Real. De inmediato los familiares se trasladaron al lugar.

“Ya no la busques, la estoy viendo”

Era la 1:30 de la madrugada del 25 de septiembre, Ariadna que se preparaba para seguir la búsqueda, recibió una llamada de su hermano en la que le decía: 

“Ya no la busques porque está enfrente de mí, está muerta. La mataron".

 

Entre la maleza, con la marca de la agujeta de su bota en el cuello, ahí estaba Nazaria, a quien -según los informes periciales- tres horas después de haber aceptado el viaje le habían arrancado la vida. 

La causa de la muerte fue estrangulamiento mecánico, el cuerpo tenía más de 30 lesiones, costillas y mandíbula rota. A Nazaria la violaron tres sujetos y después la asesinaron. 

“Cuando la encontramos… su cara no era ella”, recuerda Ariadna. 

“El clima” echó a perder las pruebas

A la escena del crimen llegaron los padres de Nazaria, quienes destrozados no podían contener el dolor, Ariadna los alcanzó para poder controlar a su madre y poder servir de apoyo, tuvo que encontrar la forma de no derrumbarse. Entre su dolor, pudo observar que las autoridades periciales encargadas del caso no tenían la más mínima intención de resguardar las pruebas. 

Recuerda que “no iban preparados”, al lugar de los hechos se metieron sin bata, sin elementos para hacer las recolecciones, fue la propia Ariadna quien tuvo que proporcionarle materiales básicos como bolsas de plástico, “tuve que ir a conseguirles todo”. 

En el carro encontraron líquidos, al cuerpo le tomaron muestras, pero según la fiscalía, todo este material, “se echó a perder por el clima”. 

#QueNadieNosOlvide | Diana respondiu00f3 por la madrugada una llamada de su madre, le dijo u201cya voyu201d, pero no le permitieron llegar con los suyos.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, May 21, 2020

De culpable a testigo y luego la libertad

A la semana de haberse cometido el feminicidio en contra de Nazaria, los sujetos que solicitaron y abordaron su carro fueron detenidos, la memoria USB del auto sirvió para dar con ellos, pero eso no está en la carpeta de investigación 15531/17/ZC  que se compone por más de 800 páginas, acusa la hermana. 

Toda la evidencia y las pruebas que servirían para fincar las responsabilidades fueron descartadas, de tal modo uno de los detenidos es ahora usado como testigo y gracias a este testimonio podría salir en libertad. 

Dylan “N” tiene a un ejército de abogados trabajando para él, de hecho se halla ingresado de manera preventiva en un penal diferente al de sus cómplices. 

Ahora, según la fiscalía de Puebla, ninguna prueba sirve más que el testimonio de un probable feminicida que es objeto de privilegios, acusa Ariadna, la familia de Nazaria no puede encontrar la paz desde ese 24 de septiembre y Jonathan deberá vivir el resto de su vida sin su madre. 

"Tienes que cuidar bien a mi bebé porque ahí se te va a quedar", le dijo Nazaria en una ocasión a Ariadna. 

 

El de Nazaria Iraís Simón Aguilar fue un feminicidio. 

Nazaria Iraís Simón Aguilar, víctima de feminicidio

 

Esta historia cuenta con la autorización de las víctimas indirectas.

Por: Paola Sánchez Castro

Edición: María José Serrano Carbajal 

Diseño: Ana Navarro e Ingrid Almaraz

Escucha y conoce casos de feminicidios en México en Que Nadie Nos Olvide

#QueNadieNosOlvide | Miguel apuu00f1alu00f3 a Areli durante una reuniu00f3n con amigos en su propia casa.

Posted by El Heraldo de Mu00e9xico on Thursday, July 23, 2020

 


Compartir