LANZARON UN SATÉLITE MILITAR

Guerra espacial: Putin amenaza con bombardear los satélites de Occidente para paralizar la comunicación

La idea que tienen es interrumpir las redes eléctricas, los sistemas bancarios y todo aquel servicio que dependa de este tipo de artefactos

MUNDO

·
Jefes militares rusos advierten que la vida "tal y como la conocemos" ya no será así si la guerra en el cosmos comienza.Créditos: AP

Rusia continúa lanzando sus espeluznantes amenazas de escalar el conflicto bélico con Ucrania a más territorios de Occidente, sin embargo las últimas declaraciones del Ministerio de Relaciones Exteriores ha dejado atónita a la prensa internacional, pues quieren trasladar la guerra al espacio. La idea que tienen es atacar los satélites y llevar al máximo nivel sus agresiones. Para salir "limpios" de dichas acciones, planean ejecutar "fuerzas anónimas" que también se ensañen con sus propias plataformas orbitales.

Periodismo de la más alta calidad: síguenos en el nuevo Google News Showcase

FOTO: AP

¿Qué conseguirán con la destrucción de los satélites?

Actualmente no podemos imaginar el mundo moderno sin los satélites que nos brindan comunicación y rastreo. La idea que tienen de deshacerse de estos aparatos, traería grabes consecuencias de gran alcance, como la interrupción de los sistemas de comunicaciones, las redes eléctricas, las grandes operaciones bancarias, los servicios de navegación, entre otros más. A la par de esto, los jefes militares rusos advirtieron —previamente— que "la vida tal y como la conocemos" ya no existirá si la guerra en el espacio interrumpe este esquema de contacto entre las plataformas orbitales en el cosmos. 

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia afirmó que Ucrania ha estado interrumpiendo sus satélites con la ayuda de "especialistas de varios estados extranjeros". Aseguraron que "esta es una violación escandalosa del derecho internacional”, y advirtieron que "la parte rusa tiene derecho a responder apropiadamente”.

“Todas las posibilidades necesarias para esto están disponibles.”, puntualizó el Ministerio de Relaciones Exteriores, aunque no dio ejemplos específicos.

Recientemente los piratas informáticos bloquean las señales de telecomunicaciones y emiten falsas alarmas de una guerra nuclear. FOTO: East2West

Rusia acusa a Occidente de utilizar su infraestructura espacial

A la par, el país de Euroasia ha acusado a Occidente de utilizar su infraestructura espacial civil para apoyar las operaciones de las tropas ucranianas, incluso para realizar ataques de combate. Por ejemplo, si detectan la ubicación del ejército de Vladímir Putin y sus movimientos, los seguirán con la ayuda de las plataformas orbitales. Aunque Rusia también ha estado bajo asedio, pues ha recibido una serie de ataques de piratería de transmisiones de radio y televisión, no se comparará con las consecuencias que tienen en mente al destruir los satélites "ajenos", pues a ellos solo se les "advierte" falsamente de emergencias de guerra nuclear y aunque la imagen pasa a millones, no pierden ninguno de sus servicios de comunicación, navegación y bancarios.

La población rusa está asustada por este tipo de "mensajes"

Y es que en estos ataques de piratería informática, se considera que quienes reciben el mayor impacto es la población rusa, quienes sufren traumas psicológicos y genera un cuestionamiento general de la guerra de Vladímir Putin contra Ucrania. En tales casos, los funcionarios de dicho país responsabilizan totalmente a estos grupos desconocidos de desestabilizar a la ciudadanía. Aunque no se sabe si Moscú realmente está preocupada por otro tipo de violaciones a sus satélites, además de que el Ministerio no especificó cómo podría responder Rusia en cualquier ataque a las plataformas orbitales occidentales.

Rusia lanzó recientemente un satélite militar. FOTO: East2West

¿Por qué son esenciales los satélites actualmente?

Las plataformas orbitales son cruciales para tener telecomunicaciones y un sistema de posicionamiento global (GPS), así como para el pronóstico del tiempo y el socorro en casos de desastre. Los teléfonos inteligentes e Internet también podrían verse afectados por ataques a la compleja red de satélites vinculados a las economías occidentales. Y es que ya hay un antecedente de este tipo de situaciones, en el 2021, Rusia destruyó uno de sus propios satélites en órbita utilizando un nuevo tipo de misil. La teniente general Nina Armagno, directora de personal de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, expuso el año pasado el peligro de los ataques a los satélites.

"La vida como la conocemos ya no sería como la conocemos", advirtió. "No quiero ser dramática. ¿Cómo es la guerra en el espacio? Probablemente no la veremos a simple vista, pero definitivamente sentiremos las consecuencias desde el momento en que comience.", puntualizó la militar.

Por su parte, el almirante  Sir Tony Radakin también expuso el peligro de las armas espaciales en septiembre pasado.

"Rusia tiene capacidades en el espacio. Vimos un ejemplo de eso al final del año pasado, cuando Rusia explotó un objeto en el espacio que creó inmensos escombros", dijo Sir Tony.

Mientras tanto, el país Euroasiático ha aumentado su propia capacidad de guerra cibernética y espionaje en el cielo al aumentar su capacidad de satélite militar durante la guerra contra Ucrania. No han descansado con sus tácticas de guerra, y la semana pasada mostraron el lanzamiento de una Soyuz-2.1v desde el cosmódromo de Plesetsk en la región norte de Arkhangelsk. Esta fue la última de una sucesión de cargas útiles del Ministerio de Defensa enviadas a la órbita. Sabemos bien que Vladímir Putin no ha logrado las metas que él o sus comandantes esperaban y que Rusia se ha visto empantanada en una guerra larga y brutal mientras se acumulan derrotas humillantes, por ello —aparentemente— creó su "futuro ligado al éxito" o que podría generar aún más fracasos en su conflicto bélico con Ucrania.

El presidente de Rusia creyó que sus fuerzas serían bienvenidas en Ucrania como libertadores cuando invadió en febrero del año pasado. Pero, en cambio, el ataque inicial terminó en un desastre que vio a sus fuerzas devastadas y arrojadas de regreso al país de Euroasia. Ahora Kiev continúa pidiendo el apoyo de Occidente para ayudarlos a derrotar a Vladímir Putin, y el mundo está a la espera de ver si  la región de Europa Occidental montará su contraofensiva largamente esperada, con gran parte de los combates más feroces actualmente centrados en la ciudad de Bakhmut.

 

Sigue leyendo: