TERRORISMO CONTRA MEXICANOS

A tres años de la masacre de mexicanos en El Paso, Texas: sin juicio contra el tirador ni regulación de armas

Se cumple un aniversario más del peor acto de terrorismo contra latinos en Estados Unidos y el panorama es oscuro

MUNDO

·
Ocho mexicanos murieron en la masacre de El PasoCréditos: El Paso

Este miércoles 3 de agosto se cumplen tres años del peor ataque racista contra mexicanos en la historia de los Estados Unidos. Cerca de las 10 de la mañana Patrick Crusius ingresó a un Walmart de El Paso, Texas, después de manejar nueve horas desde su hogar en Allen, con la única intención de matar a tantos latinos como pudiera con su rifle automático AK-47, basado en un manifiesto supremacista blanco.

El saldo del ataque fue de 23 muertos y 23 heridos. Ocho de los decesos fue de nacionales mexicanos y la gran mayoría de ascendencia latina. "Yo soy el tirador", dijo Crusius a la policía al entregarse una hora después de la masacre, aunque posteriormente se declaró "no culpable".

"Hace tres años el Paso fue devastado por un impresionante acto de terrorismo antilatino que dejó 23 muertos", recordó el congresista texano Joaquín Castro. "Hoy vamos a honrar a las víctimas desmantelando el odio y la xenofobia y manifestándonos contra aquellos que quieren borrar a los latinos de la historia de nuestra nación", agregó a través de su cuenta oficial de Twitter.

Patrick Crusius mató a 23 personas. (Foto: Especial)

A tres años del terrible suceso, todavía no hay fecha de juicio para Crusius. El gobernador Greg Abbott destinó tres millones de dólares extra para los gastos de la fiscalía y que se pueda acelerar el proceso ante la impaciencia de una comunidad ávida de justicia.

En la ciudad fronteriza se realizarán distintos homenajes a las víctimas y se volverá a escuchar el clamor por la regulación de armas de fuego que siguen perpetuando los tiroteos masivos como el de la escuela primaria de Uvalde, donde fueron asesinados 19 niños y dos maestros por Salvador Ramos.

Los nombres y nacionalidades de las 23 víctimas fatales

Jordan Anchondo – 24 años, Estados Unidos

Andre Anchondo – 23 años, Estados Unidos

Angie Englisbee – 86 años, Estados Unidos

Javier Amir Rodríguez – 15 años, Estados Unidos

Leonard Cipeda Campos – 41 años, Estados Unidos

Maribel Hernández – 56 años, Estados Unidos

Elsa Mendoza – 57 años, México

Arturo Benavides – 60 años, Estados Unidos

Iván Filiberto Manzano – 46 años, México

María Eugenia Legarreta Rothe – 58 años, México

Gloria Irma Márquez – 61 años, México

Jorge Calvillo García – 61 años, México

Sara Esther Regalado – 66 años, México

Adolfo Cerros Hernández – 68 años, México

Alexander Gerhard Hoffman – 66 años, Alemania

María Flores – 77 años, Estados Unidos

Raúl Flores – 77 años, Estados Unidos

David Alvah Johnson – 63 años, Estados Unidos

Luis Alfonzo Juárez – 90 años, Estados Unidos

Teresa Sánchez – 82 años, México

Margie Reckard – 63 años, Estados Unidos

Juan Velázquez – 77 años, Estados Unidos

Guillermo García – 36 años, Estados Unidos

Sin juicio ni cambios en las leyes de venta de armas

En El Paso se realizan homenajes y protestas. (El Paso city)

Líderes comunitarios y grupos religiosos y de derechos humanos denuncian que desde aquel fatídico 3 de agost persisten aún estas matanzas sin un control a los fusiles semiautomáticos en el país.

Los grupos además denunciaron este martes que persiste también el supremacismo blanco, la xenofobia y la agenda antiinmigrante.

Como parte del evento de homenaje que tendrá lugar en El Paso, habrá una procesión en la que miembros de las organizaciones participantes y de la comunidad portarán cruces para representar a las 23 vidas perdidas el 3 de agosto de 2019 cuando Patrick Crusius disparó contra personas desarmadas en una tienda Walmart de la ciudad.

"La masacre de El Paso ocurrió como resultado de las débiles leyes de control de armas así como de la difusión de retórica de odio, supremacismo blanco y xenofobia contra inmigrantes de color y minorías", afirmó la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), una de las organizaciones participantes.

Añadió que Crusius "pretendía detener lo que la narrativa antiinmigrante ha denominado 'invasión hispana' de Texas, causando uno de los ataques más letales contra las comunidades latinas".

La agrupación indicó que Crusius compró un rifle semiautomático de conformidad con las actuales leyes sobre armas, "las mismas leyes que permitieron a los tiradores de Buffalo, Uvalde y Highland Park comprar legalmente este año rifles semiautomáticos para realizar sus ataques".

Los participantes portarán además cruces adicionales en memoria de los 53 migrantes que murieron este año por el calor sofocante en un tractocamión en San Antonio (Texas), y los que perecieron ahogados en los canales de El Paso "como resultado de la Operación Estrella Solitaria del gobernador Greg Abbott", añadió la BNHR.

La comunidad quedó devastada. (Foto: Archivo)

El acto se efectuará en medio de las denuncias de familiares de las víctimas de Uvalde, en su mayoría latinas, contra las autoridades de Texas por la demora para detener al agresor armado.

Además, el lunes pasado una coalición de organizaciones periodísticas demandó al Departamento de Seguridad Pública de Texas por la retención de registros sobre el tiroteo de la Escuela Primaria Robb en Uvalde.

La demanda afirma que la policía estatal ha retenido ilegalmente registros, incluyendo grabaciones de cámaras corporales y comunicaciones de emergencia durante la matanza.

Más de una docena de organizaciones presentaron la demanda en la corte estatal de distrito en el condado de Travis.

Entre los demandantes están entre ellas el periódico The Texas Tribune, su socia ProPublica y otros medios locales, estatales y nacionales que previamente han solicitado infructuosamente información sobre la respuesta de las autoridades al tiroteo. 

Con información de EFE

SIGUE LEYENDO: Legislar para defender la vida: cambios recientes en el control de armas en EE.UU.