ESTADOS UNIDOS

Senado de EU aprueba nuevo día festivo para conmemorar el fin de la esclavitud

El proyecto de ley para hacer de "Juneteenth" un festivo federal recibió este martes el apoyo unánime del Senado y ahora pasa a la Cámara Baja

Foto: Especial
Escrito en MUNDO el

Este martes 15 de junio, el Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley para que el 19 de junio, día conocido como "Juneteenth", sea considerado un nuevo día festivo de alcance federal para conmemorar el fin de la esclavitud. 

Cada 19 de junio en Estados Unidos se conmemora como la fecha en la que los últimos esclavos negros fueron liberados en 1865 en el puerto de Galveston en Texas. 

Aunque los últimos soldados sureños de la Confederación se habían rendido en abril de 1865, los esclavos de Galveston no quedaron libres hasta que los soldados de la Unión ingresaron al puerto el 19 de junio con las noticias.

Habían pasado dos años desde que el entonces presidente Abraham Lincoln había abolido la esclavitud.

El proyecto de ley

El proyecto de ley para hacer de "Juneteenth" un festivo federal recibió este martes el apoyo unánime del Senado y ahora pasa a la Cámara Baja, donde se prevé que también la apruebe y quede en manos del presidente, Joe Biden, para su rúbrica.

Una vez aprobado, el "Juneteenth" se convertirá en el duodécimo festivo de alcance federal en Estados Unidos. Estas 12 fechas tan solo son de obligado cumplimiento en el sector público.

Algunos estados ya reconocían como un festivo local "Juneteenth", una feria señalada y de celebración desde hace muchos años sobre todo para la comunidad afroamericana en Estados Unidos.

"Tenemos un largo camino hacia la justicia racial en los Estados Unidos y no podemos llegar allí sin reconocer el pecado original de esclavitud de nuestra nación. Ya es hora de que 'Juneteenth' sea un feriado federal", afirmó el autor del proyecto de ley, el demócrata Edward Markey.

Pese a su aprobación unánime, el senador republicano Ron Johnson cuestionó que convertir el 19 de junio en festivo costará unos 600 millones de dólares anuales a las arcas públicas.

Con información de EFE

iorm