REMEDIO CASERO

El ingrediente natural con el que puedes hidratar tu piel y eliminar las arrugas de manera casera

Si la piel de tu rostro está pasando por un mal momento, tienes que probar esta mascarilla que te ayudará a revitalizarla

ESTILO DE VIDA

·
Esta mascarilla se convertirá en tu favorita.Créditos: Freepik

La piel del rostro es una de las más delicadas, ya que se encuentra en en contacto directo con los factores externos del ambiente, es por ello que resulta de suma importancia brindarle protección y cuidados. Y aunque existen productos específicos para ello, la naturaleza también cuenta con ingredientes ideales para esta misión, siendo la linaza uno de los más amados, ya que además de servir como un gel ideal para las melenas rizadas, también funciona como una mascarilla facial hidratante.

Sigue leyendo:

Nivea lata azul: el ingrediente que debes agregar para atenuar las estrías del cuerpo

Descubre el ingrediente casero ideal para el cabello chino que te ayudará a definir tus rizos y olvidarte del frizz

¿Cómo preparar una mascarilla de linaza para revitalizar la piel del rostro?

En el mundo de la belleza, cada vez son más personas quienes buscan remedios caseros para sustituir los químicos del mercado y de acuerdo con cosmetólogas expertas, la linaza es rica en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y vitaminas, lo que la hace excelente para revitalizar y nutrir la piel. Por ello, aquí te dejo una receta sencilla para preparar una mascarilla facial con linaza:

Los ácidos grasos de la linaza ayudan a mantener la piel hidratada.
Fotografía: Freepik.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de semillas de linaza.
  • Una taza de agua.
  • Una cucharadita de miel (para propiedades hidratantes adicionales).

Instrucciones para preparar una mascarilla facial con linaza:

  1. Coloca las dos cucharadas de semillas de linaza en una olla pequeña, añade la taza de agua a la olla y caliéntala a fuego medio.
  2. Remueve constantemente la mezcla mientras hierve. Después de unos 10 o 15 minutos, notarás que el agua se espesa y se convierte en un gel viscoso. En ese momento retira la olla del fuego y deja enfriar la mezcla un poco.
  3. Cuela el gel utilizando un colador o una gasa para separar las semillas de linaza del gel. El gel resultante es lo que usarás para la mascarilla.
  4. Si deseas añadir más propiedades hidratantes, mezcla una cucharadita de miel con el gel.
Puedes usar esta mascarilla una o dos veces por semana para mantener tu piel revitalizada y saludable.
Fotografía: Freepik.

Para aplicar la mascarilla facial de linaza:

  1. Limpia tu rostro con tu limpiador habitual y sécalo suavemente.
  2. Aplica el gel de linaza en tu rostro, evitando el área de los ojos.
  3. Deja la mascarilla actuar de15 a 20 minutos.
  4. Enjuaga tu rostro con agua tibia y sécalo con una toalla limpia.
  5. Aplica tu crema hidratante favorita para sellar los beneficios de la mascarilla.

¿Cuáles son los beneficios de usar la mascarilla facial de linaza?

La mascarilla facial de linaza proporciona una hidratación profunda gracias a los ácidos grasos omega-3 que ayudan a mantener la barrera de humedad de la piel, siendo especialmente beneficiosa para pieles secas y deshidratadas. Además, la linaza es rica en antioxidantes que combaten los radicales libres y previenen el daño celular, lo cual puede retrasar el envejecimiento y reducir la aparición de líneas finas y arrugas.

Las propiedades aclarantes y uniformadoras de la linaza pueden mejorar el tono de la piel, reduciendo la apariencia de manchas oscuras y cicatrices.
Fotografía: Freepik.

Así mismo, tiene propiedades antiinflamatorias que reducen el enrojecimiento, la hinchazón y la irritación, lo cual es ideal para personas con piel sensible o condiciones inflamatorias como el acné o la rosácea. Por ello, el uso regular de una mascarilla de linaza puede mejorar la elasticidad de la piel, haciéndola más firme y tonificada gracias a los lignanos y proteínas presentes en la linaza.

De la misma forma, expertas señalan que el gel de linaza ayuda a eliminar las células muertas de la piel, promoviendo una piel más suave y radiante, mejorando la textura de la piel y ayudando a desobstruir los poros. Para quienes tienen piel grasa, la linaza puede ayudar a regular la producción de sebo, reduciendo el brillo y la apariencia de poros dilatados.

Incorporar una mascarilla de linaza en tu rutina de cuidado de la piel puede ofrecer estos beneficios y ayudarte a mantener una piel saludable y radiante.
Fotografía: Freepik.

Además, la linaza aporta vitaminas y minerales esenciales, como la vitamina E, que nutren la piel y promueven una salud óptima. Por último, el gel de linaza puede tener propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir y tratar infecciones cutáneas leves, como el acné, proporcionando una piel saludable y radiante.