SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Alimentación infantil: ¿Cómo saber si mi hijo necesita suplementos de vitaminas y minerales?

Vitaminas y minerales son de suma importancia para garantizar un correcto desarrollo y crecimiento de tus hijos

ESTILO DE VIDA

·
Solo debes darle suplementos a tus hijos si un profesional de la salud lo considera necesario Foto: Especial

Los niños que comen de manera variada, completa y oportuna no necesitan ningún tipo de suplemento ya que todas las vitaminas y minerales los obtienen de lo que consumen. Sin embargo, algunos pequeños tienen un riesgo de sufrir deficiencias y necesitan complementar su alimentación.

¿Cuándo debo darle suplementos a mis hijos?

En este sentido, sólo deben tomar suplementos los niños que llevan una alimentación diferente; en el caso de aquellos que llevan una dieta vegetarianavegana deben tomar vitamina B12 ya que esta solo se obtiene del consumo de proteína animal

Los niños con enfermedad celíaca, con anemia, que están tomando medicamentos para padecimientos crónicos, con bajo apetito, o con problemas gastrointestinales deben de considerarse como candidatos para tomar suplementos de vitaminas y minerales.

Te podría interesar: Salud Infantil: ¿Qué es la incontinencia urinaria en niños y adolescentes y cómo superarla?

Recuerda que una alimentación completa basada en todos los grupos de alimentos será de suma importancia para evitar suplementación.

Según la Asociación Americana de Pediatría la mayoría de los niños no consumen suficiente hierro y calcio en su alimentación. Este se obtiene de carne de res, pavo, cerdo, frijoles y espinaca; ayuda a formar músculos y a llevar oxígeno a la sangre. Los niveles bajos de este mineral indican anemia y junto con ella aparecen síntomas como fatiga, nerviosismo, aumento de infecciones.

El calcio es el elemento principal para huesos fuertes, se obtiene de alimentos derivados de lácteos y en algunas bebidas vegetales fortificadas, se encuentra en el brócoli y espinaca. Una deficiencia de de este elemento puede llevar a provocar que se detenga el crecimiento y osteoporosis a futuro.

Vitamina D, A y B 

Estas tres son vitaminas que tienen un papel importante en el correcto desarrollo y crecimiento de nuestros pequeños, por lo que debes de dárselos en caso de que muestren síntomas de necesitarlos.

  • Vitamina D: Se produce en el cuerpo por la exposición al sol, también se puede encontrar en lácteos fortificados, yemas y aceites de pescado. Lo ideal es no estar debajo de 32 oz de leche ni sobrepasarlas. Si este consumo se sobrepasa puede causar baja absorción de hierro.
  • Vitamina B: Ayuda a obtener un correcto funcionamiento metabólico y es una gran fuente de energía, se encuentra en carne, huevo, lácteos, nueces, leguminosas.
  • Vitamina A: Sirve para tener un crecimiento adecuado, promueve la salud en la piel, ojos, tejidos, reparación de tejidos y fortalece el sistema inmunológico. Se puede encontrar el vegetales amarillos y naranjas, lácteos y huevos.

Te podría interesar: Salud Infantil: Síntomas de apendicitis en niños y tratamiento en caso de emergencia

Busca recomendaciones profesionales

Siempre debes buscar la recomendación de un pediatra o nutrióloga infantil. Cuando tenemos duda sobre suplementar o no a nuestros niños es de suma importancia llevar estas decisiones con un profesional de la salud para que pueda determinar la dosis correcta.

Recuerda que un exceso de vitaminas puede generar toxicidad en el cuerpo, así que nunca des suplementos a tus hijos por decisión propia.