DRUNKOREXIA

¿Qué es la "drunkorexia"? Te explicamos este nuevo trastorno alimenticio

La "drunkorexia" se basa en que las personas al prevenir una ingesta de alcohol y del aporte calórico que esto representa, deciden restringir el alimento

ESTILO DE VIDA

·
La 'drunkorexia' se ha convertido en una tendencia entre las personas jóvenes. Foto: Pixabay

¿Te has dado cuenta de que el término "calorías tomadas" comienza a volverse cada vez más popular? Esta es la base de la "drunkorexia", una nueva tendencia que se basa en evitar ingerir alimentos para compensar las calorías que implica el consumo de alcohol. Aunque parecería increíble, esta nueva forma de "balancear" la dieta se ha popularizado entre las personas jóvenes, situación que ha provocado la alerta de personas especialistas en el tema. 

El epidemiólogo y psicólogo Albert Espelt, durante una entrevista con EFE, aseguró que la "drunkorexia" (que combina la palabra "borracho" en inglés con la palabra "anorexia") no es considerado un fenómeno clínico hasta el momento. Sin embargo, la popularidad de este comportamiento está observándose en las personas más jóvenes, lo que implica un riesgo para el grupo de edad que va de los 16 a los 24 años. 

Esta práctica se ha popularizado en personas de 16 a 24 años. Foto: Pixabay

¿En qué consiste?

La "drunkorexia" se basa en que las personas al prevenir una ingesta de alcohol y del aporte calórico que esto representa, deciden restringir el alimento, sustituyéndolo por las calorías vacías de sus bebidas. De acuerdo con el especialista, todavía no se sabe hasta dónde llegará este nuevo fenómeno, pues no se tiene cuantificado. Sin embargo, identificarlo es un primer paso para catalogarlo como un trastorno psicológico relacionado con la alimentación. 

Según Albert Espelt, jefe del departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Facultad de Ciencias de la Salud del campus Manresa de la Universidad de Vic, las mujeres son las más afectadas por los trastornos alimenticios, por lo que esto también supone un riesgo para dicho grupo. Y es que, en el caso de la "drunkorexia", las personas profesionales en el tema hablan de una patología dual, característica de aquellas personas que tienen un trastorno psicológico que empeora por el consumo excesivo de alcohol. 

Las calorías provenientes del alcohol no representan ningún nutriente. Foto: Pixabay

¿Cuáles son las consecuencias?

El epidemiólogo asegura que el hecho de no comer para ingerir alcohol, implica que ese alcohol es más perjudicial para la salud de quien realiza esta práctica. Además, si el enfoque se centra únicamente en las calorías, el daño hacia el cuerpo es tan grave como innecesario, pues hay calorías que nutren y otras que no, por lo que no se está teniendo una dieta equilibrada. Aunque el consumo de alcohol en la población joven no se ha elevado, ahora lo preocupante es el modo en el que se ingieren estas bebidas: en forma de atracones que pueden tener como consecuencia comas etílicos, problemas de conducción o peleas.

La pandemia por Covid-19 ha tenido un impacto directo en los trastornos alimenticios, pues la población más desfavorecida ha empeorado su alimentación. Por otra parte, el confinamiento también ha motivado un incremento en el consumo de alcohol. Por este motivo, de acuerdo con Espelt, es imperativo hacer más difícil el acceso al alcohol a los más jóvenes y contar con centros educativos que puedan detectar este tipo de procesos.