¿Picadura de mantarraya? Te decimos qué hacer para no arruinar tu viaje de Semana Santa

Estos animales marinos no son agresivos, pero reaccionan al ser pisados por el humano y pueden encajar el aguijón

¿Picadura de mantarraya? Te decimos qué hacer para no arruinar tu viaje de Semana Santa
Les gusta nadar en aguas frías. Especial

Cuando el agua del mar se encuentra fría, es probable que las mantarrayas aparezcan en las orillas de las playas, cerca de donde los vacacionistas se meten y esto puede propiciar algunos accidentes.

Aunque estos animales marinos no son agresivos, reaccionan al ser pisados por el humano, pueden encajar el aguijón y provocar una lesión con sangrado y otras complicaciones.

Las manifestaciones que se presentan al ser picado por una mantarraya van desde el dolor punzante, una herida que puede provocar una coloración gris, azul o rojiza.

Algunos afectados también presentan desvanecimiento, sudoración, diarrea, nauseas, taquicardia, parálisis muscular, dificultad para respirar y entumecimiento entre otras, los dolores pueden varias de intensidad desde 90 minutos y pueden persistir hasta 48 horas disminuyendo poco a poco.

Dentro de las principales recomendaciones en caso de acudir a la playa están llevar un botiquín de primeros auxilios para contratacar cualquier emergencia, entre ellas sufrir por la picadura de una mantarraya.

Dentro de los productos esenciales del botiquín están: yodo, solución salina, analgésicos (paracetamol, ibuprofeno, nimesulide), vinagre al 10%, gasas y cinta adhesiva.

Cabe señalar que también existe una técnica para entrar al mar y saber si la zona está libre de estos animales, pues muchos se entierran en la arena, haciendo imposible su visibilidad. Se trata de introducirte al agua arrastrando los pies, de esta manera en caso de que una mantarraya este por ahí saldrá y te darás cuenta inmediatamente.

Principales recomendación en caso de lesión:

  • Tranquilizar a la víctima y sacarla del agua
  • Aplicar agua caliente en la zona afectada
  • Lavar con vinagre al 10 por ciento la herida o laceración para extraer el veneno retirando con solución salina.
  • Vendar la herida con alguna tela disponible que esté limpia y libre de pelusa
  • Llevar al afectado al centro de salud u hospital más cercano

GB 


Compartir