Relaciones de pareja: Consejos para dejar de discutir con frecuencia

Es natural que las parejas discutan por las diferencias de las personalidades, pero la frecuencia podría tener graves consecuencias

Relaciones de pareja: Consejos para dejar de discutir con frecuencia
Es necesaria la comunicación para evitar molestias que deriven en una dolorosa separación. Foto: Thrive Global

Es normal que en las relaciones de pareja, las personas tengas discusiones, pues son dos mundos muy distintos que intentan compaginar, pero en el proceso es natural que las ideas y formas de ser choquen; a consecuencia vienen las molestias y reclamos. 

En el día a día, la implicación emocional, la repartición de tareas y las expectativas de planes a futuro son, por lo regular, los detonantes para que alguno de los dos se vaya a la cama enojado

Ante este panorama (y más si es frecuente) es normal que los enamorados se pregunten si vale la pena continuar o no, a pesar de que sienten un gran cariño por su pareja

¿Cómo dejar de discutir tanto con mi pareja?

A continuación te presentamos una serie de consejos para que ambos puedan tener una mejor relación y las cosas fluyan para un mejor futuro juntos. 

No mezclar reproches

Es un clásico que cuando se reclama por algún motivo, este sirva de pretexto para desahogar otros reclamos que no se hicieron en su momento. Esto es como una pequeña bola de nieve que termina siendo toda una avalancha. Se recomienda evitar hacerlo y en todo caso, buscar otro momento para hablarlo. 

Hablar sobre las prioridades

Es menester conocer las preocupaciones e intereses de la pareja  para saber cómo actuar. Esto les permitirá realizar planes juntos con más facilidad y evitar que las prioridades de uno se encimen en las del otro y se arda Troya.

Mostrar afecto 

Algo lógico y obvio, pero que mucha gente va olvidando con el paso de los años. Qué tal cuando la o lo querías conquistar, era pura miel y promesas, pues aunque tenga que ser siempre así no debe de faltar nunca el afecto. Esto no se queda sólo en palabras, también en las acciones. 

Controlar las expectativas

La realidad debe ser el día a día de la pareja; no se debe adoptar una expectativa de que formarán las relación perfecta en la que nunca habrán discusiones, ni nada saldrá mal. En caso de ser así, cuando se presente el problema de relevancia llegará la frustración a consecuencia. 

No guardar nada importante

Cuando estén dentro de una discusión, es importante que nunca se guarden nada con tal de evitar el problema o hacerlo más grande porque al final terminarán provocando justo eso.

Esperamos que estos tips te sirvan para tener una mejor relación con tu pareja y puedan caminar mucho tiempo juntos y sobre todo, felices. 

lhp


Compartir