¡Cuidado! Exceso de estrés podría causar una parálisis facial temporal

Si sientes que tus niveles de estrés están por los cielos es mejor que le bajen dos rayitas, pues de no hacerlo corres el riesgo de sufrir una parálisis facial temporal

¡Cuidado! Exceso de estrés podría causar una parálisis facial temporal
Al presentar parálisis facial lo más recomendable es que acudas al médico de inmediato ya que de no hacerlo, podría generar complicaciones más graves. FOTO: ESPECIAL

La pandemia de Covid-19 junto a las medidas de prevención adoptadas para contener el virus han generado en la población emociones difíciles de manejar como la tristeza, ansiedad, depresión ,angustia y estrés, en su mayoría potenciados por la incertidumbre generada por la pandemia.

Si bien son emociones que se están presentando en la mayoría de la población por la situación que se vive, la realidad es que en exceso ninguna de ellas es buena, por lo que si sientes que tus niveles de estrés están por los cielos es mejor que le bajen dos rayitas,  pues de no hacerlo corres el riesgo de sufrir una parálisis facial temporal.

Conocida como parálisis de Bell, este tipo de afectación facial, se caracteriza por ser temporal, usualmente derivada de una situación donde se siente mucho estrés, generando que los músculos de un lado del rostro se debiliten o paralicen.

Usualmente las personas afectadas por este padecimiento temporal experimentan que su rostro se “cae” de un lado, aunado a que uno de los ojos no suele cerrarse por completo, generando en su conjunto síntomas como dolor de mandíbula, lagrimeo, pérdida del gusto, dolor de oreja y babeo.

¿Qué hacer si detecto este padecimiento?

Al presentar parálisis facial lo más recomendable es que acudas al médico de inmediato ya que de no hacerlo, podría generar complicaciones más graves, pues dicha parálisis puede evolucionar a un ictus cerebral (la obstrucción de una arteria cerebral o su rotura).

Por ello es importante su detección y tratamiento durante las primeras 48 horas, pues cuanto más tardía sea la recuperación de la parálisis de Bell más afectados quedarán los músculos del rostro.

Si bien puede  desaparecer entre el mes y los seis meses, realizar una rehabilitación guiada por un especialista que abarque masajes, ejercicios y fisonomía ayudan a devolver la simetría de la cara por medio de la estimulación de los nervios dañados.

Si la parálisis no mejora durante los primeros seis meses los daños podrían ser irreversibles afectando al ojo, causado que podría no cerrarse en su totalidad.

Es justamente por estos motivos que debes cuidar y manejar tus niveles de estrés pues de no hacerlo podrías presentar efectos en tu cuerpo que no te gustaran y que a la larga podrían generarte más problemas en tu salud.

SSB


Compartir