Ansiedad y estrés son los principales problemas que generan los malos hábitos financieros 

Tanto los gastos hormiga, que van mermando poco a poco tu bolsillo, así como la mala administración de nuestros recursos, son un factor que desencadenan problemas que afectan nuestra salud mental

Ansiedad y estrés son los principales problemas que generan los malos hábitos financieros 
La mala administración financiera ha hecho que el 79 por ciento de la población considere que sus finanzas controlan sus vidas Foto: Pixabay

Tanto los gastos hormiga, que van mermando poco a poco tu bolsillo, así como la mala administración de nuestros recursos, son un factor que desencadenan problemas que afectan nuestra salud mental

La mala administración financiera ha hecho que el 79 por ciento de la población considere que sus finanzas controlan sus vidas, mientras que el 78 por ciento ha presentado estados de ansiedad al no llevar un registro de sus gastos, así como que el 88 por ciento se preocupe al mirar su cuenta de ahorros, según datos de la plataforma Coru. 

Efectos de la mala administración de finanzas personales 

Debido a la mala administración de nuestras finanzas personales, la ansiedad y el estrés se han hecho presentes, pues a muchos les cuesta trabajo llegar  a fin de mes o quincena, ya que sus gastos han superado los ingresos. 

Cabe destacar que nuestro estado emocional también influye en el control de nuestros gastos, pues hay sentimientos como la culpa o la tristeza por gastos hechos anteriormente, que no hacen descuidar aún más nuestras finanzas y presupuestos. 

“Es un hecho que las emociones influyen en las decisiones financieras, y si no se tiene un buen control de los gastos, en el futuro no sólo se tendrán problemas de liquidez, sino también de estabilidad emocional” señalan especilaistas. 

Recomendaciones para mejorar nuestra salud mental y financiera 

Para mejorar nuestras finanzas personales, y por ende, nuestra salud mental, lo primero que debemos hacer es elaborar un presupuesto, el cual nos ayudará a controlar los gastos que son necesarios y los que sería mejor evitar. 

Además debemos mantener un mejor manejo de las crisis financieras cuando surjan gastos fuera de nuestro presupuesto, por lo que es muy importante siempre mantener un ahorro o guardadito para emergencias, el cual puedes ir llenando periódicamente y de manera disciplinaria. 

dhfm
 


Compartir