El lado salvaje de Veracruz

A sólo cuatro horas de la Ciudad de México, uno de los estados costeros más místicos espera la hora de convertirse en un nuevo favorito

El lado salvaje de Veracruz
Las dunas de Veracruz son perfectas para practicar sandboarding. Foto: Cortesía

A sólo cuatro horas de la Ciudad de México, uno de los estados costeros más místicos espera la hora de convertirse en un nuevo favorito. Un recorrido por sus singulares paisajes exóticos naturales sugiere que el momento ha llegado.

Sandboarding en playa Chachalacas

Las imponentes montañas de arena que atraviesan el sabanal de la playa Chachalacas. Foto: Cortesía

Las imponentes montañas de arena que atraviesan el sabanal de la playa Chachalacas –50 kilómetros al norte del puerto de Veracruz– invitan a los más intrépidos a “surfear” sobre las dunas y bajo el sol abrasador, hasta llegar al borde del mar. 

A pesar del esfuerzo físico y la destreza que requiere, el grupo de especialistas que te acompaña durante el recorrido está listo para recibir, también, a principiantes... siempre y cuando tengan entre cinco y 60 años. 

Stand-up paddle y esnórquel en la Isla de Enmedio

Gracias a que la paradisiaca isla de Enmedio, ubicada a 14 kilómetros de la playa Antón Lizardo, ha restringido el número de lanchas que pueden anclar en sus aguas cristalinas y de finísima arena blanca, hoy es posible realizar actividades como esnórquel y stand-up-paddle entre su rico ecosistema.

Está ubicada a 14 kilómetros de la playa Antón Lizardo. Foto: Cortesía

Ya sea, de pie, remando sobre una tabla de surf, hacia la isla de Sacrificios o sumergido entre los arrecifes que albergan infinidad de peces, la riqueza natural de Veracruz queda constatada.

Kayak rumbo a la isla Conchitas

Al atardecer, emprende un paseo en kayak. Foto: Cortesía

A tan sólo media hora de Boca del Río, y protegida por manglares profundos,  la laguna de Mandinga, uno de los secretos mejor guardados en el estado de Veracruz, es el deslumbrante hogar de garzas azules y blancas, gaviotas, cormoranes, patos, halcones, vencejos y otras muchas aves migratorias. 

Al atardecer, emprende un paseo en kayak –que puedes remar solo o en pareja– rumbo a la isla Conchitas, nombrada así por las miles de conchitas que tapizan sus playas

Llegar a casa

4 horas partiendo desde la CDMX. Foto: Cortesía

En el puerto de Veracruz, el hotel Grand Fiesta Americana Veracruz –condecorado como el Mejor Hotel Familiar y el que cuenta con el Mejor Servicio al Huésped, durante el evento Mi Veracruz 2020– es el punto de partida ideal para explorar los alrededores y recuperarte después de un día de aventuras. Además, su restaurante Arantzia, especializado en pescados y mariscos, es el lugar para seguir explorando la riqueza natural de la región. 

Guía del viajero

  • 4 horas partiendo desde la CDMX .
  • 645 pesos es el costo total de las casetas.
  • Veracruz se encuentra en semáforo verde.
  • La mejor temporada para visitar es otoño.

Viaje en el tiempo

Aprovecha tu aventura para visitar la ciudad prehispánica de El Tajín, fundada alrededor del año 800 A.C. y que, hasta hoy, es una de las más grandes y mejor preservadas en América. Está ubicada a solo tres horas en auto desde el puerto de Veracruz y a 20 minutos de la ciudad de Papantla en donde, además, puedes encontrar productos de vainilla extraordinarios.

Por: Alby García 


Compartir