Cuatro viñedos para explorar la escena enológica de Guanajuato

A pocos años de su primera siembra, los vides en Guanajuato cuentan con reconocimiento internacional

Cuatro viñedos para explorar la escena enológica de Guanajuato

La profunda historia de Guanajuato inaugura un nuevo capítulo: escrito en los campos de vides que, a pocos años de su primera siembra, ya han cosechado reconocimiento global, el desarrollo enológico es otro motivo de orgullo para el estado.

A la vanguardia

Inaugurado en 2015, La Santísima Trinidad se encuentra a sólo 15 minutos de San Miguel de Allende. Cuenta con cuatro viñedos y tres vinícolas en donde realizar largas caminatas, pasear en bicicleta, montar a caballo y, por supuesto, participar en catas de vino. 

A cargo de la enóloga argentina Mailén Obón, quien ha implementado técnicas vinícolas propias de su país, el lugar invita a conocer más sobre las muchas maneras en las que el vino guanajuatense se ha propuesto innovar. 

Con espíritu italiano y una arquitectura que evoca la Toscana, La Santísima Trinidad presume una atmósfera romántica y juvenil que se extiende desde las uvas hasta los campos de lavanda (un favorito entre las fotos de los visitantes).

Foto: Especial

Catas: 690.00 pesos por persona.

Hospedaje: De 3,900 a 6,500 pesos por noche.

Con los pies en la tierra

Entre Dolores Hidalgo y San Miguel de Allende, Tres Raíces es un proyecto familiar que, como explica el enólogo Luis Loyola, se ha regido bajo la consigna de “echar raíces”. Diseñado por el arquitecto chihuahuense Omar Cedillo, en 2018 abrió sus puertas y, hoy, sigue siendo uno de los viñedos más jóvenes en el estado.

El complejo ofrece actividades enoturísticas, como tours por los viñedos y por la cava subterránea; visitas a los tanques de fermentación; catas de sus diferentes etiquetas –algunas de ellas condecoradas con medallas internacionales– y experiencias culinarias a cargo del chef Omar Nahed. Es necesario hacer reservaciones con anticipación en enoturismo@tresraices.com.mx

Foto: Especial

Catas: De 200.00 pesos a 1,500.00 pesos por persona.

Hospedaje: De 4,500 pesos a 10,500 pesos por noche.

Nuevas tradiciones

Hace 15 años, Cuna de Tierra detonó el desarrollo vinícola de Guanajuato. Con campos de uva y árboles de olivo que se extienden hasta el horizonte, hoy es uno de los viñedos más reconocidos de la región. Jorge Garay Morales, su enólogo, es el encargado de guiar la visitas entre vides de merlot, syrah, malbec y cabernet sauvignon. Su programa “wine maker” incluye un recorrido por el viñedo, degustaciones, pisada de uvas y catas. También es posible disfrutar un menú a cargo del chef Ricardo Luna.

Catas: De 800.00 a 1,800.00 pesos por persona.

Foto: Especial

Tan cerca del cielo

A 2,400 metros sobre el nivel del mar, Camino de Vinos cuenta, sin duda, con una de las mejores vistas panorámicas de la zona. La enóloga Arantza Ortiz te guía entre las montañas cubiertas de vides, haciendas de piedra blanca y vegetación de la que fuera una hacienda minera y que, hoy, conserva el carácter histórico que la hace ideal para bodas u otros eventos privados.

Catas: De los 380.00 pesos a 2,500.00 pesos por persona.

Hospedaje: 1,500 a 20,000.00 pesos por noche.

Foto: Especial

Tierra fértil

La relación de estos terruños y el vino se remonta más de 200 años, cuando nuestro país todavía no se llamaba México y el cura Miguel Hidalgo ya plantaba las primeras vides, traídas de España, en estos terrenos mineros que, poco tiempo después, habrían de ser la cuna de la Independencia.

Foto: Especial

Por: Alby García


Compartir