Tapalpa, el primer Pueblo Mágico de Jalisco en donde las leyendas de terror cobran vida

El pueblo es un sitio detenido en el tiempo, inclusive carece de semáforos o pavimento

Tapalpa, el primer Pueblo Mágico de Jalisco en donde las leyendas de terror cobran vida
Tapalpa en Otomí significa tierra de colores, esto debido a los 8 colores que pueden encontrarse en sus cerros. Foto: Alby García

Nombrado en 2002 como Pueblo Mágico, el condado de Tapalpa es un sitio en donde la tranquilidad y la religión imperan. 

Fue fundada en el año de 1620 por los españoles que buscaban empleados de tiempo completo, por ello, comenzaron a regalar pequeños pedazos de tierra con el fin de tener ayuda las 24 horas. 

Hoy, este pueblo que ha sufrido el abandono de turistas debido a la pandemia, nos cuenta algunas de sus historias más famosas: “La pila de las culebras”. 

La pila de las culebras

Cuenta la leyenda que cuatro mujeres se daban cita todos los días en el abrevadero del pueblo, donde era muy común verlas lavar y “viborear” sobre los pobladores. 

Un día una hombre llamado Macario, el brujo del condado, pasó por el lugar para tomar agua antes de emprender su viaje al pueblo vecino y escuchó la conversación de las mujeres y antes de partir, el hombre les dijo que si seguían hablando mal de la gente, él les lanzaría un hechizo. 

Las mujeres hicieron caso omiso y siguieron con sus actividades, Macario se retiró y tiempo después regresó al pueblo. 

Se cuenta que el brujo no tenía intención de pasar por el abrevadero pero una de las mujeres a las que había advertido le gritó “Oye Macario ¿no que nos ibas a convertir en víboras?”. 

El brujo al escuchar las risas de las mujeres, lanzó un hechizo dejándolas petrificas y convertidas en víboras. 

Ahora el estante donde supuestamente pasó este hecho se encuentra seco; sin embargo, los pobladores prefieren pasar de largo y en silencio, pues aseguran que si llegas a este lugar hablando mal de la gente puedes convertirte en víbora. 

Aunque se trata de leyenda, pobladores señalan que han sido testigos de apariciones de estas mujeres. 

Un poco más sobre Tapalpa 

Tapalpa en Otomí significa tierra de colores, esto debido a los 8 colores que pueden encontrarse en sus cerros: blanco, rojo, amarillo, naranja, salmón, barro, café y negro, mismos que han sido ocupados para pintar sus casas. 

El pueblo es un sitio detenido en el tiempo, inclusive carece de semáforos o pavimento, pero no es por falta de apoyo, sino que los lugareños prefieren mantener sus tradiciones. 

Casas de dos pisos 

Lo primero que llama la atención son sus casas, las cuales TODAS están pintadas de color blanco y sus cimientos son de madera; de hecho, sí quieres vivir aquí te piden sigas la línea de diseño pues es algo que los representa. 

Sus hogares no pasan de los dos pisos y la única edificación que cuenta con un tamaño considerable es la iglesia.

Actividades extremas

Lejos del misticismo que rodea al pueblo, en Tapalpa es visitado principalmente por jóvenes que buscan hacer actividades al aire libre como: tirolesa, ciclismo de montaña, senderismo y paseos en cuatrimoto.


Compartir