NETFLIX

El documental en Netflix que horroriza con los abusos de una secta religiosa; es tendencia: "Sé dócil, reza y obedece"

La Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se formó luego de que los mormones desterraran la idea la poligamia

ESPECTÁCULOS

·
Documental en Netflix sobre la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días Foto: Especial

En las tendencias de Netflix se ha colocado una historia de la vida real, un documental en cuatro partes que retrata la historia de  la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, bajo el mandato del líder Warren Jeffs, el director es Rachel Dretzin y cuenta cómo esta secta fundamentalista se separó de los mormones en 1890, luego de que ellos eliminaran la poligamia, es decir, la oportunidad de que los hombres se casaran con varias mujeres. 

Luego de la separación la secta comenzó a crecer, ellos tenían la idea de que entre más mujeres se casaran con un hombre, más cerca se estaría de Dios. Las mujeres deben usar vestidos largos y rezar a una hora específico, en uno de sus edificios que tiene la incrustación "reza y obedece". 

En ese tiempo, los miembros tenían completamente prohibido salir de la congregación o saber algo del mundo exterior, si se rompían las reglas, "el profeta"- como era que se le llamaba al líder- expulsaba a la gente a su antojo, los que sufrían de eso no tenían apoyo, ni dinero y no sabían como funcionaban las cosas lejos de su doctrina. 

¿Y las autoridades? 

Las autoridades conocían las actividades ilegales del grupo desde 1953, luego de que 36 hombres, 86 mujeres y 263 niños fueron puestos en custodia en Arizona, pues juraron que no regresarían a la práctica de la poligamia. En 2002 Warren Jeffs fue nombrado "profeta" ocupando el puesto de su padre, pero su mandato estuvo lejos de de ser lo que se esperaba de un líder religioso. 

Warren Jeffs y su padre

Jeffs se casó con 78 mujeres  -24 eran menores de edad-  además estuvo detrás de abusos de niñas y niños. En 2006 fue acusado de violación, pero logró huir, fue hasta 2011 que se le halló culpable. 

Pero contrario a lo que muchos piensan, aún hay fieles de la iglesia FDLS y piensan que su "profeta" está preso injustamente.