Pussy Riot, el colectivo feminista ruso, lanza canción de protesta: "Rage"

La melodía busca generar presión para lograr la liberación de los presos políticos

Pussy Riot, el colectivo feminista ruso, lanza canción de protesta: "Rage"
El colectivo lanzó "Rage" este miércoles, su última canción de protesta. Foto: Especial

Pussy Riot, colectivo ruso de punk-rock que pone en escena actuaciones de provocación política sobre temas como derechos LGBT, feminismo, la libertad de expresión, represión de movimientos artísticos en Rusia y, más recientemente, en contra de la campaña electoral del primer ministro Vladimir Putin.

Contra los estereotipos

En 2012, la agrupación presentó un concierto improvisado y sin autorización en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, donde dos mujeres: Nadezhda Tolokónnikova y Masha Aliójina fueron declaradas culpables de vandalismo. Fueron condenadas a dos años de cárcel.

Las mujeres son consideradas frágiles y físicamente inferiores, y al tocar instrumentos eléctricos rompen con esta idea de fragilidad, pues son vistas como extrañas a sus instrumentos. Así sucedió con estas chicas.

Es preciso mencionar que Pussy Riot no se limita a lo musical; es también un colectivo que busca introspección y la búsqueda de conciencia y libertad de expresión de las personas como elementos congénitos al progreso. Sus intereses van más allá de expresiones que resulten “vandálicas”, pretenden renovar desde las raíces, dar voz y legitimidad a las mujeres que, a través de distintos medios, hacen ruido, causan incomodidad y ayudan a de construir esta idea sexista que les ha perseguido históricamente.

Nuevo álbum

Pese a que han lanzado 14 canciones y videoclips, entre los que destacan “Kill Sexist”, “Mother of God, Drive Putin Away” y “Make America Great Again”, y pese a que el colectivo aún no lanza un álbum, hay un proyecto próximo a finales de este año. Se trata de “RAGE”, material discográfico del que ya tenemos el primer adelanto; el videoclip lanzado el pasado miércoles fue filmado con la participación de más de 200 jóvenes rusas de la comunidad LGBT+, feministas y antiautoritarias.

Claro que el set fue allanado por la policía poco después de comenzar a grabarlo. El video presentado está editado a partir de fragmentos de lo que Pussy Riot pudo filmar antes de ser interrumpido.

sn


Compartir