MÚSICA

Jim Morrison: 'The Doors', el álbum debut más DESAFIANTE en la historia del ROCK | RESEÑA

El disco se grabó durante seis días en 1966 y es la muestra de cómo se escuchaba la banda en concierto

El primer álbum de los angelinos es reconocido como uno de los mejores de todos los tiempos. Foto: Especial.
Escrito en CULTURA el

Oír The Doors por primera vez fue como recordar cuando vi por primera vez la Playboy. Una banda que te incita a expandir los límites de tu conciencia.

El álbum comienza con el ritmo bossa nova de la batería de John Densmore que se mezcla con el riff prestado de Shake Your Money Maker de The Paul Butterfield Blues Band, ejecutado por el guitarrista Robbie Krieger, mientras Jim Morrison proclama de manera positiva: "I found an island in your arms, country in your eyes", en Break On Through (To The Other Side).

Ray Manzarek lleva la batuta en el órgano del cover Alabama Song (Whisky Bar), la hipnótica The Crystal Ship -mucho ojo con la interpretación de Morrison- y particularmente la canción que lanzó al estrellato a la banda surgida de Venice Beach: Light My Fire.

Estilo único

La marca de The Doors se resume en una sola canción: The End. En ella hay poesía, improvisación y la desafiante imagen de la banda ("Mama, I want to fuck you").

Morrrison, Manzarek, Krieger y Densmore pasaron un año puliendo las canciones de su álbum debut en las diversas actuaciones que ofrecieron en los clubes London Fog y Whisky A Go-Go, del circuito Sunset Strip en Los Ángeles, hasta que Jack Holzman los contrató para su sello Elektra Records.

Clásico instantáneo

Así pues oír "The Doors" (grabado en sólo seis días) es una muestra de cómo sonaba la banda en vivo. El álbum apareció en enero de 1967, pero fue hasta el verano de ese año, gracias al éxito de Light My Fire, que cobró más relevancia, el disco llegó a la radio y la banda apareció en televisión, además de colocarse en la segunda posición del Billboard 200 convirtiéndose en un clásico instantáneo.

Por RODRIGO CASTILLO.