Arte Emergente, Nacho Prieto (Ciudad de México, 1974)

Su trabajo se basa en una reflexión sobre la dicotomía entre lo real y lo fantástico

Arte Emergente, Nacho Prieto (Ciudad de México, 1974)
RETRATOS. “Female Power”, 2000- 2017. Grafito y tinta sobre papel. Cortesía del artista

Diseñador gráfico  por la Universidad Iberoamericana y maestro en Estudio de Diseño por Centro; cuenta además con estudios en escultura, grabado y cerámica en la Academia de San Carlos.  Fundó Tze-Tzé Estudio, con el cual ha dirigido y desarrollado proyectos de producción gráfica, ilustración, diseño de imagen corporativa y desarrollo de soluciones multimedia. Por otro lado, de 2006 a la fecha, es docente de asignaturas sobre técnicas de representación gráfica en Centro.

Su trabajo se basa en una reflexión sobre la identidad a partir de la mirada de los rostros, el cuerpo, los animales, y la dicotomía entre lo real y lo fantástico;   de igual forma, su obra juega con las barreras entre lo ajeno y lo propio, lo cotidiano y lo imaginario. Para hacerlo, utiliza herramientas propias de su oficio: el lápiz grafito, los lápices de cera, la acuarela, las tintas y el acrílico, además de diferentes soportes, dentro de los que destacan el papel y el cartón.

¿Cómo definirías lo que haces?

Mi obra se divide en monocromática y color, cuando dibujo un rostro descubro en él un espejo y en esa otredad me encuentro. Establezco un diálogo con ese rostro, ya sea real o imaginario. Asimismo, tengo una fascinación por las expresiones, los rasgos y, sobre todo, por la mirada: la forma en que ve, encara o se evade del espectador hacia algún punto determinado. Al dibujar cuerpos busco darles la capacidad de expresar fuerza, sutileza, dolor, paz, a través de su expresión corporal, el encuadre y la composición

¿Dónde encuentras tu inspiración?

Mi obra alberga personajes reales o fantásticos, imágenes que parten de referencias concretas, personas de mi vida cotidiana, iconos de la cultura popular o creaciones imaginarias que voy construyendo conforme el lápiz, la pluma o el pincel tocan el papel

¿Cómo describirías tu proceso creativo?

No tengo una fórmula, quizás sí un orden, pero siempre hay que dar tiempo a que la idea madure. Desde el inicio aprendí a tener en cuenta la fecha de entrega. Cuando diseño, primero comienzo investigando, busco referencias que puedan ayudarme a detonar la idea, después realizó una serie de bosquejos rápidos para resolver la composición y, al encontrar una que me funcione, realizó la producción de los trazos definitivos; no suelo realizar muchos bocetos, en el camino hago correcciones hasta terminar el dibujo y pasar así a la producción de la ilustración. Cuando elaboro una pieza me doy más tiempo para ejecutarla, pensarla y sentirla. A veces, al comenzar a soltar los trazos o experimentando con la técnica, me dejo llevar por mi instinto y la percepción; otras veces hago algunas pausas para tener todo más claro y al llegar a ese punto no paro; a veces me lleva varios días, en los que trato de hacerme un espacio para no interrumpir el proceso.

“BASACHÍ/COYOTE”. 2012. Técnica mixta sobre cartón. Cortesía del artista.

 


Compartir