The Rolling Stones: Su coqueteo con el DIABLO que los convirtió en el grupo más OSCURO de la música popular

Gracias a 'Beggars Banquet', The Rolling Stones resurgieron de sus cenizas y se erigieron como el ente más oscuro dentro de la música popular

The Rolling Stones: Su coqueteo con el DIABLO que los convirtió en el grupo más OSCURO de la música popular
Satánicas Majestades. Foto: Especial.

1966 y 1967 habían sido años duros para los Rolling Stones. Enfrentaron problemas legales por el consumo de drogas. Se perdieron en los excesos del "Verano del Amor". Desde 'Paint It, Black' no habían conseguido un número uno. Las circunstancias hicieron que voltearan a sus raíces.

A inicios de 1968, entraron al estudio de grabación. Dejaron atrás los trucos psicodélicos y comenzaron a escribir canciones de blues. El resultado fue espectacular. 'Jumpin' Jack Flash' se publicó en mayo. El sencillo cayó como una bomba y encabezó las listas de todo el mundo. Fue el preámbulo para 'Beggars Banquet' (aunque no se incluyó en el álbum).

Un banquete de limosneros

Los movimientos sociales alrededor del mundo, especialmente en París, Praga y el asesinato de Robert Kennedy, fueron la inspiración de 'Street Fighting Man' (atención con las marimbas) y la épica 'Sympathy For The Devil', que contiene un hipnótico ritmo de samba y un solo de guitarra, a cargo de Keith Richards, que presagiaba los caminos oscuros que estaban por llegar.

Se notó la ausencia de Brian Jones (éste fue su último trabajo para los Stones) pero su slide brilla en 'No Expectations'. Mientras que la influencia de Bob Dylan se nota en 'Jigsaw Puzzle', 'Stray Cat Blues' nos ofrece una letra osada y misógina. Mención aparte merece el homenaje al Reverendo Wilkins en el cover 'Prodigal Son', que Mick Jagger hace propio.

El álbum estaba listo para el verano de 1968 pero Decca censuró la portada del baño con grafitis. Se editó hasta diciembre con una carátula blanca que hacía recordar al 'White Álbum' de The Beatles (aunque la portada original se ha utilizado en las ediciones en CD). Poco importó. 'Beggars Banquet' fue un clásico instantáneo que revivió la carrera de los británicos. De aquí hasta 1972, con 'Exile On Main St', sigue siendo la época dorada de la banda.

Portada censurada/Portada oficial.
Foto: Especial.

Un oscuro sendero

Gracias a 'Beggars Banquet', The Rolling Stones resurgieron de sus cenizas y se erigieron como el ente más oscuro dentro de la música popular. La controversia no se hizo esperar, pues 'Sympathy For The Devil' (traducida en muchos países de habla hispana fue traducida como 'Simpatía por el Diablo'), razón por la que fueron señalados como adoradores de la magia negra y el satanismo.

La estela de fatalismo persiguió a los británicos durante los siguientes años. En diciembre de 1969, en el Festival de Altamont, durante la presentación de The Rolling Stones, un hombre afroamericano fue asesinado por parte de los Hell's Angels, que eran encargados de la seguridad. La leyenda cuenta que el asesinato se dio durante la interpretación de 'Sympathy For The Devil'; sin embargo, se dio a conocer que la canción de fondo era 'Under My Thumb' (que contiene una letra muy misógina).

'Sus Satánicas Majestades' comenzaron la década de los setenta con multitudinarias giras en donde el hedonismo y la drogadicción fueron los común denominadores. Existe la película 'Cocksucker Blues', dirigida por Robert Frank, misma que contiene escenas muy explícitas de copulación y drogadicción. Sin embargo, este filme está enlatado y solo se puede reproducir ante la presencia del director.

Por RODRIGO CASTILLO.


Compartir