La Navidad en México y sus tradicionales festejos

José N. Iturriaga señaló que la Navidad está vinculada a la tradición bíblica

La Navidad en México y sus tradicionales festejos

Las costumbres navideñas en México y la importancia de mantenerlas vivas en nuestros hogares, las tradicionales posadas, las piñatas, los nacimientos, los Reyes Magos, la rosca, las celebraciones decembrinas y su vínculo con el calendario bíblico es el tema de la conversación de Mercedes García Ocejo con José N. Iturriaga en “A propósito de…”. Gran conocedor de las tradiciones populares mexicanas, escritor, economista, historiador, experto en gastronomía, periodista y comunicador, José N. Iturriaga conversó sobre muchas de las vivencias mexicanas en la temporada de Navidad. 

La Navidad está vinculada a la tradición bíblica. José N. Iturriaga comentó a Mercedes García Ocejo que “Estas tradiciones están enmarcadas dentro de un calendario festivo religioso, en torno a la vida y la historia de Jesús, y este calendario cristiano tiene dos grandes ciclos: el de la muerte de Jesús que se vincula con los carnavales, la cuaresma y la Semana Santa. Y con el nacimiento de Jesús que se vincula con la navidad, los Santos Reyes, las posadas y culmina el 2 de febrero que es el día de la Candelaria”, comentó José N. Iturriaga. 

Pastorelas, fiestas y piñatas

El invitado en “A propósito de…” platicó de la historia de las posadas y dijo que éstas cuando llegaron a México, aquí se convirtieron en eventos festivos a partir del siglo XVI: “En 1587 hay registro de lo que se llamaba las misas de aguinaldo, en San Agustín Acolman, que eran una misa celebrando la natividad; y luego había regalos, de ahí el sinónimo del aguinaldo o regalo. Ese es el origen más remoto en México. Y después todo eso se transformó en un evento de los hogares mexicanos, los barrios, las calles y los vecindarios”, explicó.

Todos los detalles de estas fiestas y la comida que se acostumbraba comer durante las posadas, es algo que aún conservamos muy arraigado, explicó José N. Iturriaga en “A propósito de…”, y narró cómo durante la época de la Colonia en México “se celebraba que las posadas fueran 9 porque es una cifra enlazada con los 9 meses de embarazo de la Vírgen María”, dijo. Recordó también que las piñatas son un elemento muy mexicano:  “ En cualquier momento del año hay piñatas como elemento festivo esencial. Son de origen chino. Marco Polo llevó esa tradición desde el siglo XIII a Italia y luego a otros países como España. La piñata siguió la misma ruta que el arroz. Las piñatas eran parte de un ritual; se les llenaba de semillas y eso estaba vinculado a la fertilidad”, dijo.  Dulces, monedas, juguetes y tantos más objetos, además de comida y anécdotas del ritual festivo de la piñata fue comentado en la conversación, además de los tiempos de cuaresma y otras tradiciones religiosas vinculadas a las festividades con piñatas y las posadas en México.

También durante la conversación, Mercedes García Ocejo recordó la fama de las pastorelas de Tepotzotlán que son tradicionales en el Estado de México:  “Las pastorelas empiezan realmente en el teatro popular del siglo XVI que era un instrumento de evangelización que usaban los frailes”, explicó José N. Iturriaga y comentó detalles al respecto en la entrevista con Mercedes García Ocejo. 

 

Una gastronomía festiva navideña con la familia

José N. Iturriaga recordó que lo clásico de las piñatas es que tienen adentro comida: “Lo típico es que tengan tejocotes, pedacitos de caña, mandarinas, dulces variados, jícamas chiquitas y tanto más como relleno. Además tenemos como bebida típica el ponche: con su canela, pasitas, piloncillo y otros ingredientes que nos encantan, y en cuanto a los adultos a ellos se les añade aguardiente de caña o ron, de brandy o cognac…lo cierto es que esta bebida clásica se acompaña con los buñuelos que entre más delgados son muy finos y van deliciosamente bañados con miel de piloncillo”, agregó.  En estas fechas complicadas por el Covid, durante el programa “A propósito de…” se recordó la importancia de festejar en familia, con las personas más cercanas y con las prudencias correspondientes. “Podemos cenar en familia de manera muy tradicional, no tenemos por qué dejar de lado lo íntimo del momento y disfrutar a pesar del confinamiento que se impone”, sugirió José N. Iturriaga de la Fuente. Estas tradiciones son un vínculo con nuestra cultura ancestral y nos vincula con la familia: “Diciembre está siempre relacionado con un calendario religioso pero también gastronómico”, concluyó. 

Escuche la conversación completa en “A propósito de…” con Mercedes García Ocejo:

 

 

Las mejores recomendaciones de libros están en El Podcast Literario


Compartir