Diez años le llevará a la industria editorial recuperarse del golpe de COVID-19

Cae 25% la venta de libros en 2020, representando 1,230 mdp menos

Diez años le llevará a la industria editorial recuperarse del golpe de COVID-19
CANIEM y ALMAC trabajarán unidos para la recuperación. FOTO: ESPECIAL

La pandemia mundial de COVID-19 provocó un desplome en la venta de libros en México. La Cámara Nacional de la Industria Editorial (CANIEM) reporta una caída del 25%, lo que significa 6 millones de ejemplares menos y mil 230 millones de pesos que se dejaron de facturar. Se advierte que la recuperación del golpe que dio a la emergencia sanitaria a la industria este año podría tardar una década.

Caniem

Caniem

En el marco de la FIL Guadalajara en su edición 34, el presidente de CANIEM, Juan Luis de Arzoz, adelantó que junto con la Asociación de Libreros de México (ALMAC) estarán trabajando en estrategias conjuntas para buscar una rápida recuperación en la venta de libros.

“Nosotros estamos trabajando estrategias para mejorar la venta de libros. Estamos trabajando en conjunto con la (ALMAC), que tiene las grandes cadenas de librerías. Una estrategia fue juntar a la FIL Guadalajara con la venta de libros especiales en todas las librerías conforme camina la Feria. Más allá de las estrategias propias editoriales. Nosotros como cámara hacemos una estrategia global”.

Caniem

Se espera que en este año, la facturación neta de libros impresos sea de 8 mil 797 millones de pesos, lo que significa una reducción de 22%. Por su parte, Ignacio Uribe detalló:

 “La caída de la facturación neta puede llegar a ser hasta del 30% menos, mientras que en número de ejemplares podría ser del 27%. Se estaría dejando de facturar hasta 3 mil 262 millones de ejemplares. Estamos pensando que siguiendo a un ritmo de 2.6% (en ventas) cada año, nos vamos a tardar diez años en recuperar lo que se ha perdido en este año”.

Caniem

Cabe mencionar que la venta de libros electrónicos sólo representa 2% de la venta total en este año. El golpe de COVID-19 impactó negativamente no solo en las ventas, también los libreros se vieron obligados a disminuir su personal en 36%, especialmente las librerías pequeñas. En el mes de marzo los despidos representaron 4.9%, pero los peores días se vivieron en el mes de septiembre con 6%.

El Gobierno Federal no ha dado respuesta a la industria editorial con respecto a las solicitudes que se presentaron para agilizar la recuperación económica y que hicieron a través de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN). Ante esa situación, los libreros están pensando en estrategias para salir adelante solos. 

“Para el año que entra estamos pensando en reestablecer las ferias del libro, una vez más; que la Ley del Libro nos ayude a la creación de más librerías, es el punto de venta más importante. Son los dos proyectos de CANIEM, estamos trabajando en ese sentido”, añadió Arzoz.

Las mejores recomendaciones de libros están en El Podcast Literario


Compartir