¡ES POR TU SALUD!

Pasteles, papas fritas y refrescos: alimentos y bebidas que quedarán prohibidos en México a partir de septiembre

El Gobierno de México considera que las grandes empresas son quienes propician la mala alimetación entre las y los mexicanos

TENDENCIAS

·
En septiembre del 2023 entrará en vigo este decreto.Créditos: Freepik

No es un secreto que la población mexicana tiene graves problemas de salud detonados por la ingesta excesiva de comida chatarra, se han hecho muchos intentos para controlar esta crisis, pero la mayoría se han quedado estancados ya que, de acuerdo con expertos, no se ataca el problema de raíz.

Con el fin de mejorar la salud de las y los mexicanos, el Gobierno de México ha publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un decreto que se adhiere a la Ley Federal de Salud, en él se busca prohibir las grasas trans en alimentos y bebidas, lo que traería por consiguiente la prohibición de los alimentos que las contengan.

Los expertos afirman que es necesario hacer cambios profundos.
Fotografía: Freepik.

¿Por qué prohibirán estos alimentos?

Según el decreto aprobado por la Secretaría de Salud, se prohíbe que los alimentos y bebidas no alcohólicas, así como los aceites y grasas comestibles, contengan grasas trans añadidas durante su proceso de elaboración industrial. Además, se establece un límite máximo de dos partes de ácidos grasos trans de producción industrial por cada 100 partes del total de ácidos grasos. Del mismo modo, es obligatorio que los productos que contengan grasas trans, así como los plaguicidas, nutrientes vegetales y sustancias tóxicas o peligrosas, cuenten con una autorización sanitaria para su venta o suministro.

Aunque aún no se ha informado cómo será la regulación o prohibición de los alimentos y bebidas que contengan grasas trans en exceso ya se ha dado a conocer una lista que, sin incluir marcas, explica cuáles serán los productos que entrarán en el decreto; por lo pronto se ha informado que la medida entrará en vigor el próximo mes de septiembre del año 2023, es así como las empresas que comercialicen productos con estas categorías tendrán hasta esa fecha para tomar acciones.

Estos son los productos que quedarán prohibidos a partir de septiembre.
Fotografía: Freepik.

Alimentos que serán prohibidos

  • Pasteles
  • Galletas dulces 
  • Tartas
  • Manteca vegetal
  • Palomitas para microondas
  • Pizza congelada 
  • Papas fritas
  • Donas 
  • Pollo frito
  • Salsas
  • Helados
  • Botanas saladas
  • Cremas de leche para café
  • Masa refrigerada
Aún no se sabe cómo será la regulación.
Fotografía: Freepik.

Bebidas que serán prohibidas

  • Refrescos
  • Cafés o tés con crema añadida
  • Leche láctea alta en grasa
  • Bebidas y licuados con aceites de coco o de palma
  • Bebidas elaboradas a base de helado
  • Jugos artificiales
  • Aguas de sabores endulzadas con azúcar 
  • Cocteles cremosos sin alcohol 

¿Qué enfermedades ocasiona la comida chatarra?

El fácil acceso y consumo frecuente de comida rápida en México han dado lugar a una serie de problemas de salud significativos en donde las y los consumidores no sólo se encuentran en riesgo de desarrollar alguna de estas enfermedades, sino que también agrava los problemas para quienes ya las padecen; algunas de ellas son:

Fotografía: Freepik.
  • Obesidad: La comida rápida es generalmente alta en calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio. El consumo excesivo de estos alimentos puede contribuir a la obesidad, que es un problema de salud grave en México; la obesidad aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, hipertensión y ciertos tipos de cáncer.
  • Diabetes: La ingesta regular de comida rápida, que a menudo contiene altos niveles de azúcar y carbohidratos refinados, puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Esta enfermedad crónica es una de las principales causas de discapacidad y muerte en México.
  • Enfermedades cardiacas: La comida rápida tiende a ser alta en grasas saturadas y colesterol, lo cual puede elevar el nivel de colesterol en sangre y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, como enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares.
Es necesario tener una alimentación balanceada.
Fotografía: Freepik.
  • Problemas digestivos: La comida rápida suele ser baja en fibra y nutrientes esenciales, lo que puede causar problemas digestivos, como estreñimiento y trastornos gastrointestinales.
  • Deficiencias nutricionales: El consumo excesivo de comida rápida puede llevar a una ingesta insuficiente de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y antioxidantes, esto puede contribuir a deficiencias nutricionales y a un mayor riesgo de enfermedades relacionadas con la nutrición.
  • Adicción a la comida chatarra: Algunos ingredientes utilizados en la comida rápida, como el azúcar y los aditivos artificiales, pueden tener propiedades adictivas, esto puede conducir a un consumo excesivo y dificultades para adoptar una dieta equilibrada y saludable.

Estos problemas de salud relacionados con la comida rápida destacan la importancia de seguir una alimentación equilibrada y variada, basada en alimentos frescos y nutritivos. También es fundamental fomentar la educación sobre la nutrición y promover opciones de comida saludable y accesible para toda la población.